Emma García ha regresado a la televisión. La presentadora continúa al frente de las tardes del fin de semana de Telecinco con un nuevo espacio: ‘Fiesta’. Nada más arrancar el programa, la guipuzcoana ha entrado de lleno en uno de los temas más candentes de la actualidad del papel couché: la ruptura entre Tamara Falcó e Iñigo Onieva. También ha querido mandar un mensaje de apoyo dirigido a la familia del empresario.

Emma García
Telecinco

«Entendemos la situación que está pasando su familia». Emma García ha reconocido que durante los últimos días había «empatizado absolutamente con este tsunami que les ha llegado y que no saben cómo gestionar. Más allá de quién tiene la culpa, quién sufre, las infidelidades, todo lo que viene detrás… Esas imágenes de esa madre absolutamente devastada y esa hermana. Me pongo en su piel. Debe estar pasando por un momento muy complicado». La periodista añadía que no sabemos en qué momento de su vida personal Carolina Molas está haciendo frente a este huracán mediático. «A lo mejor en su vida está en otros momentos y ahora le viene esto».

Un nuevo reto para Emma García

La presentadora vuelve a liderar las tardes del fin de semana con un magacín en Telecinco. Después de un verano de completa desconexión, ha arrancado con fuerza esta nueva etapa profesional en ‘Fiesta’. También ha tenido un cálido mensaje dirigido a uno de sus grandes pilares: su progenitora. «Un beso a mi madre. Es mi talismán y siempre está muy cerca. Un beso para ti».

Emma García
Telecinco

La primera franja del magacín se ha centrado en el tsunami que ha generado la ruptura entre Tamara Falcó e Iñigo Onieva. La pareja anunció su compromiso el pasado 22 de septiembre a través de un romántico post publicado en Instagram. Pocas horas después se filtraba un comprometido vídeo del empresario besando a una chica durante un festival de música.

Los acontecimientos se precipitaron y Tamara Falcó eliminó rápidamente la foto de su compromiso. Poco después el empresario asumió su error mediante una nota. «En los vídeos aparezco en una actitud inaceptable, de la cual estoy absolutamente arrepentido y destrozado por ello. Pido disculpas por no haber sido honesto y pido perdón a Tamara y a su familia públicamente». Durante su primera comparecencia ante los medios, la marquesa de Griñón se mostró contundente hablando de su ya exnovio y cerró las puertas a una posible reconciliación.