El escritor y colaborador de televisión se rompió hace un tiempo la mano en un accidente doméstico y ahora anuncia que tiene que pasar por el quirófano para operar los metacarpios.


Máxim Huerta está viviendo unas horas complicadas. Y es que el escritor tiene que pasar por el quirófano este martes tras romperse una mano en un accidente doméstico. Aunque en un principio no estaba claro que lo tuvieran que intervenir, finalmente tiene que ponerse en manos de un doctor para arreglar un problema que le hace su día a día más complicados. Él mismo ha sido el encargado de anunciar la noticia a través de sus redes sociales.

«Me han quitado la escayola y mañana me intervendrán quirúrgicamente. Parecía que no, pero sí. Ha llegado el momento de la cirugía. Operación de metacarpios. Es lo que hay. Ya me he hecho los análisis, electros y etc para ir a quirófano tempranito», ha empezado diciendo sobre las horas que le esperan. Lo ha anunciado junto a una imagen en la que muestra cómo tiene ahora los dedos de su mano.

A pesar de que para nadie es agradable pasar por el quirófano, Màxim Huerta asegura que no está nervioso por tener que ser intervenido: «No estoy nervioso. Me tranquiliza saber que mi madre está bien. Esa generación fuerte y única. Eso me da fuerza. Ella ha pasado el temporal médico con energía. Clara es mucha madre. Gracias a Dios y al EQUIPO SANITARIO del @hospitalmanises donde mañana yo también seré intervenido. Gracias por el apoyo, los mensajes y el cariño», termina diciendo.

Màxim Huerta tiene que pasar por el quirófano, pero no está nervioso

© Redes sociales.

Tras compartir esta imagen, Màxim Huerta no ha parado de recibir mensajes por parte de rostros conocidos, que le desean lo mejor en estos momentos: «Ánimo cariño! ❤️», le ha dedicado Paula Echevarría. «Pero si no hay nada como un quirófano, vamos por una cosa así, que no es grave y te lo quitas de encima rápido 🍀🤞🏻🍀💋», le dice su amiga Bibiana Fernández. «Mucho ánimo y fuerza!!!!❤️❤️❤️», le dedica Mar Saura. «Ánimo, va a salir todo bien❤️», le hace saber Dafne Fernández.

Hace unos días él mismo aseguraba que no tenía que pasar por el quirófano, algo que finalmente tiene que hacer: «Hemos descartado la cirugía -de momento- y seguimos con la escayola. Una nueva, por estrenar algo. Sonrío, aunque pesa un quintal; pero el pañuelo pone la primavera», decía positivo.

Su madre ha tenido que pasar unos días en el hospital

Parecen estar siendo unas semanas complicadas, entre hospital y hospital. Y es que su madre tuvo que ser ingresada, lo que obligó a Màxim Huerta a dejar de lado sus compromisos profesionales, ya que es hijo único y es él el que tiene que cuidar de su madre en los momentos delicados. «Estoy en el hospital con mi madre porque las cosas se han complicado. Desde aquí os escribo. Llevamos unos días», decía el escritor. Poco después compartía orgulloso que su madre había recibido ya la vacuna contra el coronavirus y que ya estaban más tranquilos.

«Un poquito más tranquilos. Un poquito más felices. Un poquito más cerca. Llevamos meses sin besos, sin abrazos y viviendo en esta incertidumbre tan espesa y larga. Como tanta gente. Hoy ha llegado este momento y doy las gracias. Hasta parece más primavera», decía orgulloso.