Después de una semana complicada, Marta Riesco queda con su familia para hablar de todo lo ocurrido tras confirmar su relación con Antonio David Flores.


Marta Riesco lleva días siendo la mujer del momento después de que confirmara su relación con Antonio David Flores. La periodista ha aprovechado el fin de semana para quedar con su familia, a los que está muy unida, para desconectar del revuelo mediático en el que está inmersa tras conocerse que mantiene una relación con el ex Guardia Civil.

Ha aprovechado los días de relax para reunirse con su familia y así compartir con ellos los últimos acontecimientos en los que la periodista se ha visto envuelta. Marta, que lucía un pantalón de piel negro, camiseta negra con dibujo, chaqueta de cuero negra y zapatos de tacón color nude, salió de su casa sola y se reencontró con su familia en la calle.

Juntos fueron en busca del coche de la periodista, que finalmente condujo su hermano. Estuvieron comiendo y paseando por la calle. Marta no se olvidó de ellos el día que confirmó en el plató de ‘El programa de Ana Rosa’ su relación con Antonio David Flores. «Cuando yo comienzo él ya no estaba con Olga (…) Soy una mujer que quiero que me defina mi trabajo, no con quien estoy. Sé que es complicado. Estoy conmovida. Estoy bien y estoy feliz. Gracias a mi padre, a mi hermano, a mi madre, por no juzgarme», declaró rotunda y agradecida a las personas más importantes de su vida.

Marta Riesco se reúne con su familia en medio del revuelo mediático

Marta Riesco calle
© Gtres.

De su madre y de la opinión que le merecía la relación de Marta y Antonio David habló la propia periodista en otras de sus intervenciones en televisión. Consciente de lo que puede soponer este romance, la madre de Marta Riesco le hizo una advertencia a su hija. Y es que quiso revelar las duras las duras palabras de su madre cuando le confesó su relación con Antonio David Flores: «Al final las madres esperan que sus hijas estén con las personas que ellas consideran que están idealizados. Entonces cuando yo le empecé a contar la realidad de lo que me estaba pasando, pues al principio evidentemente me dijo que «no», que «vas a tener muchísimos problemas»«, empezó explicando Marta.

La periodista confesó que a su familia sobre todo «le preocupa el tema profesional, que es una cosa que es muy complicada». Marta Riesco hizo hincapié en lo duro que ha trabajado a lo largo de estos años para ganarse el respeto de los compañeros y conseguir estar donde está: «Yo respeto mucho a la gente que se sienta y quiera hablar de su vida. Pero cuando una persona como yo, le ha costado tanto llegar hasta aquí.. y no voy a decir por desgracia, ya que para mí enamorarse es algo bonito… Entonces me ha pasado esto. Evidentemente me da miedo que la balanza caiga», declaraba Marta. Ahora toca esperar y ver si consigue llevar su vida como hasta ahora.