Ambos actores, que son pareja, estrenan la tercera temporada de ‘Pequeñas coincidencias’ y han revelado cómo llevan compaginar el trabajo con su relación.


Este miércoles, Marta Hazas y Javier Veiga han visitado ‘El Hormiguero’ para promocionar la tercera temporada de ‘Pequeñas coincidencias’Una serie protagonizada por ambos actores, que forman pareja tanto en la trama como en la vida real, y que ya está disponible en la plataforma de Amazon Prime Video.El actor es también el guionista y director del proyecto, lo que ha supuesto algunos retos para la pareja. Ambos han confesado en el espacio de Antena 3 cómo ha sido trabajar juntos… y cómo compaginan trabajo y amor tras haber reformado la casa que comparten y que se ha convertido en su perfecto nidito de amor.

Marta Hazas y Javier Veiga hablan de su nueva casa

«Hemos sobrevivido a una mudanza, tres temporadas, teatro…así que creo que todo va bien», confesaba Marta Hazas. «A veces nos ha tocado rodar enfadados y teníamos que interpretar una escena amorosa. Así que bueno, tiene sus cosas estar tanto tiempo juntos», detallaba sobre las muchas horas de trabajo que ha compartido con su chico.

La pareja ha bromeado sobre su nueva casa. En concreto, se han reído sobre el enorme vestidor que se ha hecho Hazas en el dormitorio principal, que hasta le ha «robado» parte de su guardarropa para hacerse un «armario de bolsos». La artista ha reconocido que la decoración ha sido cosa de su novio, que tiene muy buen gusto: «El mundo se ha perdido a un gran decorador de interiores. Lo que pasa es que no sé si es que tiene muy metida la serie en la cabeza que en el decorado había una estantería con forma de pez gigante que le encantaba y ha acabado en nuestra casa. ¿Qué pasa? Que en el plató quedaba genial porque el espacio era enorme, pero en nuestro salón parece un pez que está varado», decía, entre risas.

Antena 3

Tienen motivos de sobra para estar contentos con su nueva casa. Hace poco se han ido a vivir a un piso de 135 metros cuadrados en el madrileño barrio de La Latina con vistas del centro de la ciudad por el que podrían haber pagado cerca de un millón de euros.

Veiga: «Marta en la ficción morrea fatal»

En lo relativo a compaginar vida doméstica con vida profesional, Marta Hazas ha contado: «Lo cierto es que sabemos separar bien los roles. Alguna vez te desahogas con tus amigas de maquillaje y eso, pero normalmente no quieres desacreditar al otro para no entrar en ese tipo de dinámicas, aunque alguna vez ha pasado». Como pareja han sabido encontrar el equilibro. Solo hay una cosa que podría hacer tambalear los cimientos de su idilio: el tedio. «Creo que el aburrimiento es lo que nos podría matar, el quedarnos en casa viendo algo», destacaba Hazas sobre su relación con Javier. Éste bromeaba con los besos que da su chica ante las cámaras: “Marta en la ficción morrea fatal”.