Los colaboradores de la sección de corazón de ‘El programa de Ana Rosa’ se encuentran en sus casas para cumplir con la medida de confinamiento impuesta por el Gobierno de Pedro Sánchez tras decretar el Estado de alarma en nuestro país el pasado 14 de marzo por la crisis del coronavirus.

Esto no solo ha llevado a la dirección de Mediaset a tomar la decisión de no tener público en sus platós de televisión, sino que además, han tenido que decir a un gran número de colaboradores, redactores y otros trabajadores que desempeñen sus labores desde casa, para así bajar el número de personas en las instalaciones de la cadena.

Toda la información gira en torno al coronavirus y a todo lo que está provocando la pandemia, por lo que ‘El programa de Ana Rosa’ ha tenido que suprimir su club social de todos los días (la sección donde se hablaba de temas de corazón así como de los programas de Telecinco), por lo que sus colaboradores no acuden al plató desde hace semanas.

María Teresa Campos

Pues bien, Ana Rosa Quintana le ha pedido a todos ellos que les manden vídeos de cómo se encuentran y de cómo están pasando estos días. Y la gran noticia la ha dado Marisa Martínez Blázquez, que compartió la triste noticia de que su madre estaba enferma por coronavirus y todo hace indicar que ya se encuentra mejor.

El mensaje más tranquilizador

«Tengo en estos momentos una situación un poco especial, aunque mi madre evoluciona favorablemente. Ha habido momentos críticos, ha habido distancia, lo peor de los enfermos es no saber nada de nosotros. Lo importante ahora mismo es mantener la calma, estar unidos y optimismo», declaraba con felicidad y orgullo desde su casa.

La periodista no puede evitar emocionarse al compartir esta noticia con sus compañeros de plató, a los que por cierto no ve desde hace semanas. Y es que están siendo unos días muy duros en los que se enteraba de que su madre tenía coronavirus, lo que le hacía entregarse al 100% a ella para cuidarla en este delicado momento.

Marisa Martín Blázquez denunció públicamente hace unos días la situación en la que se encontraba su madre, hospitalizada desde hace dos días. Desde entonces la madre de la periodista quedó totalmente aislada y no tuvo noticias de ella. Y es que hay que recordar que los pacientes infectados por coronavirus pasan la enfermedad solos, ya que necesitan ser aislados para no infectar a más personas.

La periodista ha contado cómo acudió al hospital ‘La Paz’ de Madrid, su centro de referencia, junto a su madre después de presentar una infección. Marisa señaló que se empezó a encontrar mal y que sufría, además, una cardiopatía. Fue entonces cuando la ingresaron y la metieron en una sala de aislamiento por prevención porque no sabían a qué se debía su malestar. A partir de ese momento, sus familiares no pudieron permanecer a su lado y no tienen noticias de cuál es su estado ni de cómo se encuentra. Durante el programa ‘Viva la vida’ ha denunciado este episodio.

Una gran incertidumbre

«Es tremendo», afirmaba visiblemente afectada. «Nos dijeron que nos iban a informar puntualmente, la realidad es que no tengo noticias de mi madre», añadía. Molesta con todo este tema, subrayaba que no puede permanecer en el hospital para no colapsar las urgencias y para no contagiarse, pero tampoco puede contactar con ella vía telefónica porque todas las líneas están colapsadas. «Todo esto genera en los familiares de los pacientes una gran intranquilidad», indicaba.

Ahora, después de unos días de incertidumbre, por fin puede afirmar que su madre se encuentra mucho mejor, una noticia que sus compañeros han acogido con felicidad, ya que han sido conscientes en todo momento del dolor que estaba pasando Marisa durante todo este tiempo.

Reconoce la labor de los sanitarios

Ante una realidad totalmente insólita en nuestro país (nunca antes habíamos vivido algo como lo que estamos viviendo) y con los hospitales repletos de pacientes afectados por el coronavirus (muchos de ellos al límite de su capacidad), la periodista recalcaba que sabía que tenemos «una sanidad pública y privada maravillosa y está dando el doscientos por cien», reconociendo de esta forma la labor de los sanitarios que están haciendo un esfuerzo increíble durante estas semanas. Y este esfuerzo ha sido reconocido por todos los españoles, que salen cada día a las 20.00 horas para dar un aplauso a todos ellos desde sus ventanas o balcones.

Marisa Martín Blázquez, a pesar de su angustia por el delicado momento por el que pasa su familia, ha querido reconocer la labor de que los sanitarios hacen y que están haciendo estos días.