Marisa Jara está viviendo una dulce etapa. Tras varios intentos, la modelo ha conseguido quedarse embarazada y no puede presumir más orgullosa de barriguita


Hace unas semanas que Marisa Jara desveló que estaba embarazada de su primer hijo. Tras mucho tiempo persiguiendo este sueño, ella y su pareja se convertirán en padres la próxima primavera. La modelo está viviendo esta dulce etapa con mucha ilusión y con los nervios a flor de piel. Muy emocionada, ha compartido un momento muy especial para ella: la ecografía donde se puede ver a su bebé. «Disfrutando de este momento tan mágico 🤗✨ Estamos tan felices…», ha comenzado diciendo junto a la imagen en la que aparece radiante durante su ecografía.

La modelo sevillana comparte un momento muy especial con todos sus seguidores

Marisa Jara asegura que tanto ella como su pareja están muy ilusionados con la llegada de su bebé: «Se nos cae la baba viendo la ecografía 😄». Tal y como ha revelado la sevillana, no será hasta la próxima vez que acuda a la clínica cuando descubran el sexo de bebé. Otro momento que espera con mucha ilusión. Y es que no puede estar más feliz: «Hasta la próxima no sabremos si es niño o niña ☺️ besitos para tod@s😘 Gracias infinitas», ha escrito junto a dos fotografías de este momento tan especial para ella.

Redes sociales

Ya luce barriguita y al ser una paciente de riesgo está cuidándose al máximo para que todo salga bien, por lo que está en continuo contacto con los médicos. Hay que recordar que se sometió a un tratamiento de fertilidad que ha funcionado y ya se encuentra de tres meses de gestación. Fue la propia Marisa Jara quien lo reveló hace escasas dos semanas cuando cumplió el tercer mes de embarazo. Quiso esperar un tiempo para dar la esperada noticia con sus seguidores. Y es que su sueño era quedarse embarazada. Un sueño que está cumpliendo.

Así comunicó su

«Hoy por fin, cuando cumplo tres meses de embarazo, puedo comunicar sin miedo, con toda la alegría y con toda la ilusión que #voyasermamá. Tras un cáncer de estómago, 19 operaciones -por la endometriosis que padezco- y después de años buscando cumplir este sueño, Miguel y yo podemos sentir el latido de nuestro bebé. Hoy por fin, después de hablarlo mucho con mi psicóloga de @clínicasorigen, de acordarlo con mi ginecóloga, puedo contarlo; hoy por fin, porque todo marcha bien. Hemos querido esperar a este momento porque soy una paciente de riesgo, porque todo tiene su momento, porque no podía y no quería hacer sufrir a los que me rodean, a todos los que me han apoyado en este proceso», ha comenzado diciendo.

La lucha ha sido ardua. En el mes de abril tuvo que enfrentarse a un nuevo problema en su útero, pues le habían detectado un mioma de 15 centímetros que estaba ocupando casi todo su útero. Este descubrimiento había derribado sus ilusiones, pero poco después volvió a las hormonas y recuperó su tratamiento. No perdió la esperanza y se rodeó de los mejores para que ella y su pareja pudieran ser padres.