Hola de nuevo! El fin de las vacaciones de Semana Santa nos trajo consigo el esperado colofón con la asistencia de los Reyes, sus hijas y doña Sofía a la tradicional Misa de Pascua en Palma de Mallorca. A primera vista, cuando vi bajar del coche a Letizia reparé rápidamente en la animada chaquetita rosa de Carolina Herrera que estrenó en la inauguración de la pasada edición de ARCO. Luego la cosa no me entusiasmó demasiado, el conjunto me sonaba a mix raro… Sin embargo, una segunda mirada, en condiciones y acercando la lupa, hizo que me replanteara la opinión.

Letizia

Para empezar, vuelvo a detectar una nueva tanda de fichajes tendencia, del que destacaré como gran protagonista el pantalón marinero. Es una de las estrellas de la temporada (cada cierto tiempo regresa, también es verdad) y el que eligió la Reina sigue al dedillo los musts de esta prenda: talle alto, grandes botones en los bolsillos laterales y pernera ancha de campana. ¡Y es de Sandro! Me gusta que, por fin, se salga del sempiterno pantalón recto y que incluya una nueva firma parisina en su vestidor, ¡que además me encanta!.

pantalon-sandro
Son el modelo Pootsie de Sandro. En su web costaban 410 dólares, pero ahora los podemos encontrar a la mitad. ¡Una ganga chic y retro!

Los combinó con un jersey de rayas con escote a pico (no confundir con el top de escote redondo de Hugo Boss, que lució en febrero del año pasado para un evento en La Coruña. ¡Gracias Liliana!). Así Letizia apostaba claramente por el look marinero, algo sin duda pensado al tratarse de un evento en la preciosa isla balear. Otra cosa es que la temática resulte idónea para la Misa de Resurrección. No me cuadra demasiado. Quizás este estilismo hubiera sido perfecto para una cena informal por Palma o para tomar el aperitivo en el Club Náutico…

Letizia
Observad el original corte lateral del pantalón con el que se consigue la campana…

Pero continuamos bajando para llegar a unos zapatos que, curiosamente, aunque no son nuevos, están a la última. Lo cual demuestra que toda moda vuelve, y que estamos envueltos en un bucle fashionil.

Se trata de un modelo de ante en azul cobalto con tacón medio cuadrado y dorado de Uterqüe (99 €). A este tipo de calzado se le llama de «azafata» e incluso de «abuela», por la altura y la comodidad del tacón. ¿Y qué queréis que os diga? Que estoy encantada de que hayan vuelto entre tanto estiletto imposible y rompepiés. Letizia sigue muy atenta…

zapato-comp
Letizia estrenó estos zapatos en febrero de 2014, y los repitió en mayo de ese mismo año. En ambas ocasiones quedaron más a la vista.

Letizia

Como cartera sacó la de piel rosa de Adolfo Domínguez, que también llevó el día de ARCO. Y los pendientes fueron los de aro ancho dorado que tiene desde hace tiempo y aún permanecen sin identificar (¡ay, cuántos misterios sin resolver vamos echando al saco del olvido! Pero no pierdo la esperanza).

Letizia
Leonor de 10 años, y Sofía, de 8 (cumplirá 9 el próximo 29 de abril), al unísono casual en estilo con firmas españolas.

Por un día, y ya que son contados los que podemos ver en público a Leonor y Sofía, les dedicaré un breve espacio también por sus estilismos. Para no variar, optaron por las firmas españolas Pili Carrera y Nanos, a las que son fieles desde su más tierna infancia.

La Princesa de Asturias lució una chaqueta rosa palo de Pili Carrera (101,90 €, en su web, en color amarillo), una camiseta de Nanos (69,90 €) y unos pantalones pitillo estampados. La infanta Sofía, por su parte, casi tan alta como su hermana pese a llevarse casi dos años, se puso unos pantalones azul claro con detalles en rosa de Nanos (69,90 €), y unas bailarinas de la misma firma (también a 69,90 €).

Entre los conocidos peinados con trenza lateral y el estilo, parece que el tiempo no pasa… pero las niñas cada día están más creciditas.

Letizia

En resumen, Letizia se nos presentó a esta cita mallorquina como una marinera de pro. Con todo el dolor de mi corazón, solo le tengo que reprochar esa chaqueta que tanto me gusta, pero no para este modelo. Me chirría el rosa con el azul marino, no lo puedo evitar. Y lo siento, en este caso no soy fan de los contrastes ni de las rupturas avant garde. Si una se sube al barco, se sube al barco. Un azul marino o incluso un rojo creo que le hubiera ido mejor.

¿Qué me contáis vosotras? ¿Con qué hubiérais combinado esos preciosos pantalones?