María Teresa Campos se ha cansado de perder dinero con su casa, que lleva 3 años a la venta sin encontrar dueño. Mientras espera, se deja tentar por propuestas de empresas cinematográficas para grabar series y películas en sus lujosas estancias a muy buen precio por día


María Teresa Campos está viviendo un auténtico calvario con la venta de su titánica mansión de Las Rozas, situada en la elitista zona de Molino de la Hoz. La residencia en la que ha vivido durante 15 años lleva tres con el cartel de ‘se vende’ colgado, pero por más promoción que la familia Campos haya hecho de su salida al mercado, ya sea por medio de distintas inmobiliarias, reportajes gráficos en revistas o ser escenario del reality familiar… no logran encontrar un comprador.

Quizá la mala fama de la vivienda haya pesado más que sus lujosas características, y es que el hecho de que sus ingentes gastos mensuales de mantenimiento sean vox populi ha espantado a futuribles nuevos dueños. Es quizá por ello que María Teresa Campos y sus hijas hayan decidido organizar un plan B para sacar rentabilidad a una mansión que ahora se encuentra cerrada a cal y canto y que les genera pérdidas por todas partes: alquilar sus estancias para proyectos en cine y televisión como escenario de películas, series, anuncios, tal y como ha publicado ‘Look’.

Hasta 4.000 euros al día por grabación

A la espera de que alguien decida invertir los 3,1 millones de euros que María Teresa Campos pide por su casa ‘maldita’, la presentadora ha decidido prestar su casa para grabaciones. Tal y como aseguran desde el citado medio, diversas empresas cinematográficas se han puesto en contacto con los responsables en la gestión de la venta de la casa para tantearla como emplazamiento para grabaciones, por las que podría embolsarse hasta 4.000 euros por día de grabación, con jornadas de trabajo de hasta 10 horas. Precio que variaría en función de si se trata de una película o una serie o, mejor dicho, si para su utilización se requieren periodos mayores o menores de tiempo.