María Teresa Campos se ha pronunciado después de que Edmundo Arrocet asegurara que no quería saber nada de las vacunas contra el coronavirus


Bigote Arrocet, que se encuentra alejado de la vida pública, ha dado unas polémicas declaraciones que no habrían sentado nada bien a su expareja, María Teresa Campos. El humorista ha mostrado una actitud negacionista contra el coronavirus, algo que otros famosos también han demostrado públicamente como ha sido el caso de Victoria Abril o Miguel Bosé. Según aseguraron en ‘Sálvame’, Bigote mostró su negativa a ponerse cualquier vacuna contra la covid o escuchar hablar sobre ellas. Algo que no ha sentado nada bien a María Teresa Campos, que hace escasos días se puso la primera dosis de la vacuna, y que ahora responde a lo que su expareja ha dicho.

El comentario negacionista de Edmundo Arrocet sobre las vacunas

Kiko Hernández explicó que uno de los redactores del programa se puso en contacto con Bigote Arrocet. El chileno, pensando que había colgado el teléfono al periodista, reveló lo que realmente pensaba sobre las vacunas. «Empiezan a ‘huevear’ que hay que vacunarse ya. Me hablan de una vacuna y no me la pongo ni cagando. No quiero saber nada con vacunas de ningún tipo. ¡Ni una!», decía Bigote pensando que nadie le escuchaba en la otra línea.

El mencionado programa se ha puesto en contacto con María Teresa Campos, quien tajante ha dicho que «yo estoy en contra de todas estas gilipolleces. Contra eso sí estoy”. Además de que espera que no sea «de estos que salen a la calle a contagiar«. Por si fuera poco, aseguraba que no quería saber nada de Bigote ni de lo que él tuviera que decir respecto a cualquier tema: «Yo paso de todo lo que diga esta persona (…) “No lo volví a ver ni quiero así que déjalo tranquilo que no se ponga la vacuna y que haga lo que quiera».

Gtres

María Teresa Campos, vacunada de la primera dosis contra la covid

El pasado viernes, María Teresa Campos se vacunó de la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. La veterana periodista llegó acompañada de su inseparable chófer, Gustavo, quien le llevó hasta el centro médico. Agarrada de su bracete, entró y salió del centro de salud. La comunicadora se mostró muy nerviosa ante este gran paso con el que podrá recuperar algo la normalidad tras el último año de encierro. María Teresa siempre se ha mostrado muy preocupada por el avance de la pandemia provocada por el coronavirus, por lo que esto supone un alivio para ella que, por fin, se haya puesto la primera dosis de la vacuna para protegerse. Días después de este momento, hablamos con ella para conocer si había tenido algún efecto secundario y aseguró a este medio de que se encontraba todo bien y correcto y que no había sufrido ningún efecto extraño.