María Pombo está acostumbrada a revolucionar las redes sociales con sus estilismos, productos de belleza o consejos beauty que siguen millones de personas. Pero lo que nunca esperábamos era que fuese a ser protagonista por cuestiones de ideología. La influencer no se esconde nunca y no ha querido quedar al margen de la situación política que se vive en España en estos últimos tiempos y que ha acabado con la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Pombo ha recibido un sinfín de críticas después de manifestarse recientemente en una concentración a favor de la unidad de España en Madrid, convocada por una representación de la sociedad civil y que agrupó a 15.000 personas, según la Delegación de Gobierno en Madrid. Allí estaba ella, presumiendo de ideales.

Una actividad que le valió una importante ola de críticas. Sin embargo, hubo una seguidora que la escribió un comentario en el que venía a decir que, pese a no compartir sus ideas políticas, todo el mundo debería respetar el pensamiento de los demás. Algo que inspiró a María Pombo a la hora de escribir un post de reflexión.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Propongo que para 2020 hagáis un amigo que piense diferente a vosotros, ya veréis como mola ?

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

Un ‘post’ que recibía el aplauso en forma de comentario de su marido, Pablo Castellano, con quien contrajo matrimonio en junio del año pasado en la ciudad de Santander.

Durante los últimos días se ha tachado a María Pombo de defender a VOX y ella ha querido dejar claro en sus redes sociales con qué partido se siente más identificada: «Cómo ya sabéis, aunque en Twitter todavía les sorprenda a muchos, lo que a mí más me representa es la derecha, y no por eso soy mejor o peor persona». Además, justificó su presencia en la manifestación así: «Defiendo España porque creo que es el mejor país de todos, defiendo lo que me gusta: su comida, su sol, su gente, su alegría de vivir, sus playas, su historia, su pan tumaca, sus chopitos con chorrito de limón, su tortilla de patata, hasta los hielos que les ponen a los cubatas»