María Pombo no puede estar más feliz con el cambio que ha dado su cuerpo tras su operación de reducción de pecho. La ‘influencer’ se ha hecho una reducción y se ha puesto implantes, por lo que la recuperación ha tardado algo más de una semana. Ahora que está ya mejor, esta ha podido retomar sus compromisos de agenda. Este pasado miércoles acudía a una fiesta en Madrid y se atrevía a lucir un vestidazo con escote abierto en la espalda. Ella misma ha confesado en más de una ocasión que este tipo de vestidos no se los ha podido poner nunca. Hasta ahora.

En la fiesta que tuvo lugar este pasado miércoles en el Ritz, María lució un vestido largo de Avellaneda empolvado con cuello alto, del que salía una cola de la misma tela, y la espalda abierta. La combinó con unas sandalias de plataforma. En el pelo, María Pombo se decantó por una trenza, que mostraba lo largo que tiene el pelo.

Esta ha sido la primera vez que María se deja ver en un evento público después de su operación de pecho. Aunque todavía queda tiempo para ver el resultado final, la ‘influencer’ no puede estar más feliz de haber dado el paso de someterse a esta operación. Llevaba mucho tiempo queriéndoselo hacer.

«Estoy fenomenal, he estado estupenda. Me encuentro fenomenal, he llegado a la conclusión de que soy buena sufridora, lo que me dicen que voy a sufrir mucho y no lo sufro. Lo he pasado muy bien. Como he estado bien me he cuidado muy bien yo solita también», empezaba diciendo en su reaparición.

María Pombo enseña el resultado de su operación con un vestidazo

María Pombo posado
© Gtres.

Justo en su recuperación en casa, su marido se puso malo, y luego su hijo, por lo que ha tenido que ser bastante independiente: «Se puso Pablo con anginas, luego el niño y luego yo en el proceso de la operación, cuando lloraba el niño y yo no podía cogerle lo he pasado mal por eso, pero todo bien», continuaba diciendo. Sin embargo, esto era algo que quería hacer y al final ha cumplido con su sueño.

«Es una cosa que sabía que iba a pasar en algún momento, tenía el pecho muy muy grande y después del embarazo, la gravedad, es la gravedad y dije, no, es el momento porque estoy de estreno, nunca había podido llevar espalda y estoy muy contenta. Esto es algo estético, no es nada grave pero bueno, yo no diría que era un problema para mí porque siempre me ha gustado el pecho grande pero sí que era incómodo. Era el momento», reconoce orgullosa.

Explica cómo se encuentra y cómo ha pasado la recuperación

Vídeo: Europa Press.

Unas horas antes de dejarse ver en este evento, María Pombo mostraba en sus redes sociales que empezaba ya con el cuidado de las cicatrices de su operación. «No sabéis lo feliz que salgo. Me han inyectado sangre y con mi propio plasma me lo han inyectado en la cicatriz para que se regenere mejor y para que el proceso vaya mucho más rápido. No me ha dolido nada. La parte de abajo del pecho la tengo todavía un poco dormida y por eso no he sufrido. Hemos hecho un plan para que de aquí a verano esté perfecta. Me han quitado puntos y he flipado. Estoy súper feliz», confesaba emocionada tras salir de la consulta.

¿Ha vendido su casa María Pombo?

Después de muchas dudas, María Pombo desvela que su casa se ha vendido. “Os lo voy a explicar. Nos ha salido una oportunidad muy buena y Pablo al final se dedica al tema de la construcción y de las reformas. Él está constantemente viendo casas, nos ha salido una oportunidad muy buena que era imposible de rechazar, con lo cual pusimos ese día en Idealista la casa creyendo que nadie lo iba a ver porque eran 24 horas de anuncio y nada, tuvimos muchas ofertas, se vendió rápido pero bueno, todavía es un proceso lento. Nos queda mucho tiempo. Ya está vendida. Os lo digo porque no es ningún secreto pero se está haciendo una bola que no sé. No lo he contado porque como no es algo inmediato, pues he dicho, me voy a esperar. Me da pena pero soy muy poco apegada a las cosas materiales y creo que todo es a mejor siempre. Los cambios son por algo y todo pasa por algo.