Telecinco ha tirado la casa por la ventana para hacer frente a la gran final de ‘Tu cara me suena’ y ha emitido este viernes un especial sobre Rocío Jurado en ‘Viernes deluxe’. Un documental que muestra la lucha feminista de «La más grande» y que comenzaba Lorena Gómez versionando el mítico «Lo siento mi amor». Ha sido una noche llena de emociones para María Patiño, quien se ha sentido con fuerza para hacer su confesión más difícil sobre el señalamiento que tuvo que vivir en su juventud por irse a trabajar a Madrid y dejar a su hijo con sus padres.

Telecinco
Telecinco

Después de escuchar algunas de las entrevistas que concedió Rocío Jurado en el pasado, María Patiño reconocía que estaba impresionada porque sentía que había «algunas cosas que no han cambiado nada«. En su día, a la cantante se le cuestionó su papel como madre, algo en lo que la periodista se ha sentido identificada. Sin poder evitar romperse, la presentadora de ‘Socialité’ confesaba que el hecho de tener que marcharse a Madrid a trabajar le ha pesado durante mucho tiempo. «Me ha supuesto una carga importante de que me señalaran como mala madre. He mirado para abajo porque creía que era una culpa. Cuando escucho a Rocío Jurado, te das cuenta que es algo que todavía no se ha superado y que hace mucho daño«, explicaba cabizbaja y con los ojos vidriosos.

Sobre cómo llevaba que le tacharan como «mala madre», María Patiño recuerda que en su momento se tenía que rebelar, aunque después de hacerlo llegaba a pensar que no estaba actuando bien. «Mis circunstancias personales me hicieron irme a Madrid y que mis padres me ayudaran con mi hijo. (Los comentarios) Me hacen dudar. No sabía si mi lugar estaba dónde estaba. Con el tiempo, la persona que está a mi lado (su hijo) me ha hecho saber que lo he hecho bien«, reflexionaba. La colaboradora de ‘Sálvame’ también hace público que el señalamiento le causó un gran problema de «autoestima y sentimiento de culpa que he arrastrado durante mucho tiempo«. «Las palabras hacen daño. He dejado de tener ese miedo y me permite contarlo ahora que mis padres no están. Si estuvieran, no me atrevería a contarlo públicamente», asevera.

El grito feminista de María Patiño

Por otro lado, mientras que Jorge Javier Vázquez llegaba a plató para presentar ‘Viernes deluxe’, María Patiño le daba las buenas noches a los espectadores reivindicando la importancia de Rocío Jurado y otras mujeres en el pasado. «Soy mujer y tengo 50 años. Gracias a gente como Rocío Jurado y otras grandes mujeres, que han luchado por nuestros derechos, se han roto paredes y hemos tenido muchas puertas abiertas. Aunque todavía hay que romper paredes para tener los derechos que nos merecemos», expresaba la presentadora. «Rocío Jurado, gracias», finalizaba emocionada.