La salud de María Jiménez empeora: su estado es “muy delicado y preocupante”

María Jiménez continúa ingresada en un hospital gaditano a la espera de una mejoría que no llega, lo que desespera a sus amigos y su familia. Desde su entorno confirman a SEMANA que su estado es "muy delicado y preocupante"

Se confirman los peores presagios sobre el estado de salud de María Jiménez, quien parece no estar reaccionando bien al tratamiento al que está siendo sometida en el hospital gaditano de San Rafael en el que se encuentra hospitalizada. La cantante fue operada la pasada semana por un problema en el aparato digestivo.

Bertín Osborne confirma que la suya ha sido la entrevista más dura

4La salud de María Jiménez se complica

La operación fue un éxito y abandonó la UCI días después para subir a planta y comenzar su recuperación. Sin embargo, unas complicaciones le llevaron de nuevo a cuidados intensivos, donde permanece. SEMANA ha podido saber que la situación de la artista “es muy delicado y preocupante”, como así nos hacen llegar desde su entorno más cercano.

La confesión íntima de María Jiménez sobre el Rey Juan Carlos

3La preocupación por su estado preocupa a los suyos

Aunque en un primer momento se trató de restar importancia a su dolencia y al motivo por el cual había sido hospitalizada y operada, ahora los temores se hacen más latentes. Fuentes de toda solvencia han confirmado a SEMANA que su salud ha vuelto a experimentar un bache y, aunque no desean ser alarmantes, “su estado es delicado”.

2Iba a recibir el alta médica el miércoles

Su evolución confirmaba que el pasado miércoles, María Jiménez podría regresar de nuevo a su casa para continuar con su recuperación tras la operación. Sin embargo, las cosas se le han ido complicando de tal modo que, tres días después de pensarse que iba a recibir el alta, sigue aún hospitalizada y manteniendo a su familia con el corazón en un puño.

1Su hijo, muy optimista sobre su madre

Alejandro Sancho, hijo de María Jiménez y Pepe Sancho, ha adoptado desde el primer momento una actitud positiva de cara a la prensa. Ha preferido restar hierro al asunto, asegurando que algunas afirmaciones sobre el estado de salud de su madre son “falsas”, como el hecho de que vaya a ser operada de nuevo, aunque confirma que “la fiebre no remite” y que eso hace que “la situación parezca más grave de lo que es”.