Después de unas semanas de lo más complicadas, el hijo mayor de Raquel Bollo acaba de anunciar que ya le han quitado los puntos y promete volver pronto al trabajo.


Manuel Cortés Bollo tendría que estar pasando su verano más increíble después de haber dado la bienvenida a su primera hija, fruto de su relación con su pareja Junquera. Sin embargo, el hijo de Raquel Bollo tuvo que ser ingresado y operado de urgencia unos días después de nacer su hija, lo que hizo que pudiera disfrutar de ella en sus primeros días de vida.

Pero no todo son malas noticias en la vida de Manuel Cortés Bollo. Y es que acaba de anunciar a través de las redes sociales que le han quitado los puntos después de la intervención a la que tuvo que someterse. «Fuera puntos 💪💥. Mi gente, ya queda muy poco para volver a vernos, estad atentos a mis redes sociales pues hemos dado el último paso de la recuperación, ahora seguir descansando y en breve como un 🚀 Un abrazo grande y gracias por vuestros mensajes, qué ganas!», escribía con emoción.

Manuel Cortés anuncia que ya le han quitado los puntos

Este mensaje muestra el positivismo con el que Manuel Cortés retoma esta nueva etapa de su vida, de la que ya se encuentra recuperándose. De hecho, asegura que su idea es volver cuanto antes al trabajo, aunque todavía le quedan unos días de descanso para estar al 100% cuando se produzca su vuelta a los escenarios.

Junto al mensaje, Manuel Cortés comparte una imagen desde el coche elevando su puño en señal de que tiene fuerzas para empezar la recuperación. Sus seguidores no pueden estar más felices de la gran noticia que ha dado el cantante y así se lo han hecho saber: «Qué bueno 😊 Ahora despacito y con calma el tío ❤️ 😘», «Me alegro de verte así de bien Manuel, un abrazo muy fuerte para ti y tu familia ❤️❤️», «Nos alegramos mucho de tu recuperación! Cuídate, un gran abrazo 😘», le han dedicado algunos fans.

Un delicado momento que no dudó en contar

El hijo de Raquel Bollo se tuvo que recuperar durante unas semanas en el hospital de una operación de urgencia que puso en peligro su vida. Y es que, pese a que la operación en sí no revestía una peligrosidad mayor, un mal diagnóstico por parte de los médicos provocó que su paso por el quirófano fuera todo un calvario, que ha mantenido a sus seres queridos muy preocupados en los últimos días.

Tal y como el propio cantante dio a conocer en sus redes sociales, no se le diagnosticó correctamente de los fuertes dolores abdominales que padecía, que finalmente resultaron ser provocados por una apendicitis que derivó en una peritonitis al no ser localizada e intervenida a tiempo.