Después de anunciar su ruptura con Tony Spina tras casi un año de relación y refugiarse en Málaga, su ciudad natal, junto a su familia para celebrar la Nochebuena, Makoke ha sido sorprenda. Sus hijos, Anita Matamoros y Javier Tudela, le prepararon este fin de semana una fiesta sorpresa por su 50 cumpleaños al que acudieron sus amigos y familiares más cercanos.

«Jamás podré agradecer a todos los que estuvisteis en mi sorpresa, me hicisteis inmensamente feliz, GRACIAS. Y sobre todo a Anita y Javier Tudela, qué haría yo sin vosotros, me siento tan afortunada, os adoro», ha escrito la ex de Kiko Matamoros en su perfil de Instagram para agradecer todo el cariño recibido en el día de su cumpleaños.