Todos entienden el dolor de Tamara Falcó, quien vio que su plan vital se caía como si de un castillo de naipes se tratara. Descubrir la infidelidad de Íñigo Onieva no solo ha roto sus sueños en mil añicos, también su compromiso, el cual anunció el jueves 22 de septiembre. Aunque él ha mostrado su arrepentimiento y su entorno asegura que está mal, los que verdaderamente saben cómo se encuentra el joven son sus familiares. Su madre reaparecía este lunes para confirmar que todos estaban muy tristes por lo sucedido, siendo horas después cuando revelaba cómo estaba la que iba a ser su nuera. «Tamara está sufriendo una barbaridad…Los dos están muy mal», responde la progenitora de Íñigo Onieva a las puertas de su casa en La Moraleja.

Vídeo: Europa Press

Allí se encuentra su hijo, que ha preferido no salir ni nadar explicaciones sobre lo sucedido. Tras dos años con Tamara Falcó ha sido visto besando a otra mujer que no es su novia, un vídeo que llegó a manos a de la marquesa a través de un hacker. Íñigo mantiene que lo que más le duele es haber hecho daño a Tamara, de quien dice que es la mujer de su vida, pero parece que nada podrá hacer para arreglarlo. Su círculo le aconseja que no le perdone, de hecho, Isabel Preysler está muy furiosa con el giro que ha dado esta historia, un rumor (el de la infidelidad) que siempre había sobrevolado durante la relación.

Si bien en las últimas horas se ha dicho que Preylser había prohibido a Íñigo que se volviera a acercar a su hija, Carolina Molas lo desmiente. Está casi segura de que no ha sido así y de que su hijo sigue enamorado de la que iba a ser su esposa el próximo 17 de junio, aunque ahora nada hace pensar que esa boda vaya a producirse. Para Tamara Falcó está siendo durísimo hacer frente a esto, más aún si se tiene en cuenta que se enteró solo un día después de anunciar su compromiso con Íñigo Onieva en sus redes sociales.

Redes sociales.
Redes sociales.

La inminente reaparición de Tamara Falcó

Tamara Falcó ha confirmado su presencia al acto de Kronos Home que tenía cerrado para este jueves 27, aunque en todo momento ha estado en el aire si finalmente acudiría. Ha sido ella misma la que ha desvelado que sí irá al Teatro Real, el primer acto para ella tras borrar el anuncio de su compromiso y marcharse de la casa en la que vivía con Íñigo. Ha buscado refugio en la mansión de su madre, de donde tampoco ha sido vista saliendo desde que este fin de semana se encerrara y no dejara de recibir visitas de amigos e íntimos. Saben que ahora está frágil y que tan solo necesita comprensión en el que es su momento más duro.