Lydia Lozano ha revelado cuáles han sido sus planes para el día de San Valentín con su marido, una fecha muy especial para la pareja.


La intensa agenda de Lydia Lozano le obliga en ciertas ocasiones a cambiar algunos de los planes que tiene en su día a día, incluso los que tienen que ver con San Valentín. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha celebrado el día de los enamorados por todo lo alto junto a Charly, pero no como el resto, sino que ambos han tenido que adaptarse a los muchos compromisos profesionales que la periodista tiene en la televisión y se ha adelantado. Muy ilusionada, Lydia ha desvelado algunas pinceladas de su 14 de febrero, instante en el que ha demostrado todo lo enamorada que está de su marido. Ella y Charly llevan toda la vida juntos y son el apoyo más férreo del otro, hecho que se han demostrado en infinidad de ocasiones.

Vídeo: Europa Press

Tan amable como siempre con los medios de comunicación, Lydia Lozano ha comentado que su día fue toda una sorpresa, lo cual deja entrever el lado romántico de su esposo. Aunque Charly no es dado a dar conocer ciertos aspectos de su relación sentimental con la tertuliana, parece que ambos tratan de mimar y cuidar su matrimonio pasen los años que pasen. Tanto para Lydia como para Charly su pareja es una pieza fundamental en su vida y esto hace que se esfuercen al máximo para que todo esté en orden en su día a día. Más aún si se tiene en cuenta que la colaboradora en el programa vespertino tiene que hacer frente en ciertas ocasiones a días difíciles, siendo él su mayor refugio. Fue hace tan solo unos días cuando la audiencia se quedó boquiabierta al descubrir la doble de Lydia Lozano. ‘Sálvame’ llevó a un imitador que dejó perplejos a los espectadores, pues tanto sus gestos como su manera de hablar llegaron a confundir a más de uno, revolucionando las redes sociales instantes después.

Su historia de amor

Habló de ello en ‘Mi casa es la tuya’, junto a Bertín Osborne, donde explicó cómo conoció a Charly. Se conocieron porque Lydia salía con un amigo de su actual marido. «Me hizo mucha gracia cómo iba vestido», esta fue su primera impresión. A pesar de que en un principio le pareció muy tímido, pronto encajaron a la perfección. «Charly era muy conocido y tenía muchos amigos conocidos. Yo les hacía fotos a esos. Él me prohibió decir que yo era periodista del corazón. Yo les decía que era bibliotecaria». También le advirtió de la siguiente forma: «Cuando vayas a casa de fulanito ves, oyes y callas».