Marta López, novia de Kiko Matamoros, se ha ido de compras y sus adquisiciones superan los 1000 euros. Por ello, sus seguidores han estallado contra ella.


Cuando se hizo pública la relación sentimental de Kiko Matamoros con Marta López la modelo se convirtió en un personaje de interés mediático. Sus seguidores se multiplicaron y su trabajo como influencer se disparó, llegando a colaborar con muchas más marcas publicitarias. Por ende, también estuvo más expuesta a las críticas de los haters, algo de lo que ella se ha lamentado a lo largo de los 18 meses que lleva junto al colaborador de televisión. De hecho, este fin de semana volvía a justificarse en su Instagram después de la polémica en la que se ha visto envuelta tras una tarde de compras. La maniquí acudió junto a algunas amigas a un centro comercial situado a las afueras de Madrid, donde se compró tres complementos por casi 1.000 euros, una cifra que ha resultado excesiva para muchos de sus followers.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

smiling because there are only 10 days left till summer ✨?? – #bikini #summer #model #style #photo #inspo #pic

Una publicación compartida de MARTA LÓPEZ ÁLAMO (@martalopezalamo) el


Marta López reveló en sus stories sus últimas adquisiciones en conocidas firmas de lujo, pues a sus ojos eran verdaderas gangas. Bolsos, cinturones o zapatos a mitad de precio, rebajas que quiso compartir con sus followers, pero que dividieron al público de Marta. Mientras la novia de Kiko señaló la rebaja de un clutch de 900 euros a 405, de un cinturón de casi 500 euros a 250 y de unas sandalias de 500 a 240, fueron muchos los mensajes que recibió criticando el dinero que había gastado en un solo día, dada la crisis actual. Sus seguidores no estaban de acuerdo con lo que había desembolsado en una sola tarde, lo que llevó a justificarse en el perfil de su red social.

«No voy a pedir perdón por comprarme lo que me sale del alma con mi dinero. En serio. Stop. Menos frustración, que yo veo gente que sigo o amigas que tienen 500 bolsos de firma y no les escribo diciéndoles que qué poca vergüenza porque hay gente que no gana eso etc. Hay de todo en el mundo, ojalá no fuese así, pero creo que por comprarme X cosas cada X tiempo no hago daño a nadie. Os lo enseño porque me lo pedís y porque quiero además. Encima que no es publicidad», comenzó diciendo Marta López en una de sus stories. Mostró así el hastío que le provocan las incesantes críticas hasta tal punto que hizo un ruego público.

«No ya en serio. Paremos un poco con el odio en general a todo el mundo que lleva una vida distinta a la que llevamos nosotros. Porque hay que pedir perdón por cuidarse, por tener una 34, una 36, por ser rubia, por ser alta, por tener X pareja, por tener X coche, por irte de viaje y por trabajar con Instagram. Lo tenía que decir, lo siento», escribió. No obstante, Marta quiso explicar públicamente el motivo por el que ella consideraba que este gran desembolso era una buena opción. «Ah y se sobreentiende y si no lo hacéis hacéoslo mirar, que digo que solo son 400 euros para  ser un Prada es barato. Fin. Que sois muy cansinos y, además, lo explico porque no quiero ofender a nadie. Si os ofendéis porque me compre un bolso de 400, 800 o 2500 es vuestro problema. Lo siento», continuó. «Creo que intento ayudar, entender y aconsejar en la medida de mis posibilidades a todas las que me lo pedís, pero ya os pasáis», añadió Marta.