Durante los últimos días, mucho se ha hablado de una posible relación entre Paloma Cuevas y Luis Miguel. La que se convertiría en la pareja sorpresa del verano, la ex de Enrique Ponce y el astro se conocen desde hace más de dos décadas, ya que el cantante siempre ha mantenido una íntima relación con el diestro. De hecho, Luis Miguel también mantuvo una relación sentimental con una amiga de Paloma, Genoveva Casanova, por lo que no era de extrañar ver a los cuatro juntos tanto en España como en México. Ahora, se desvela una nueva información: Luis Miguel estaría interesado en comprar la finca Cetrina, la que fuera la residencia familiar del matrimonio, tal y como cuentan en ‘Sálvame’.

Según María Patiño, el artista mexicano lleva cinco meses de negociaciones y ese sería uno de los motivos por los que está tan cerca de Paloma Cuevas. Sin embargo, una cosa no quita a la otra. Luis Miguel puede querer comprar la finca y además, puede haberse enamorado de Paloma Cuevas, un bellezón que quita el hipo por donde pasa. Las últimas informaciones apuntan a que la pareja habría disfrutado de una cena para dos en un restaurante asiático en uno de los hoteles más exclusivos de la capital madrileña, donde han sido vistos por varios comensales. Paloma Cuevas ha decidido dar la callada por respuesta y no ha querido atender a las llamadas de los medios. Ni tampoco las de su jefa de prensa, que no sabía qué decir a los periodistas que la han llamado para confirmar o desmentir esta información.

¿Dónde está la Cetrina?

En el municipio de Jaén, Navas de San Juan, un terreno en el que hay un ruedo, capilla, bodega y, además, está rodeado de olivos y naturaleza.