La novia de Rafael Amargo tras la petición de 9 años para Rafael Amargo por un delito continuado de tráfico de drogas ha contado cómo están.


Rafael Amargo este lunes 27 de noviembre acaparó todas las miradas. La Fiscalía pide para él 9 años de cárcel por un delito continuado de tráfico de drogas, una solicitud que podría cambiar el rumbo de su vida para siempre. Sus conclusiones son claras, al igual que las que el juez emitió hace unas semanas. Si bien el bailaor permanece en silencio, quien sí se ha pronunciado ha sido su pareja, Luciana, que ha contado que esta misma semana el artista ha sufrido un ataque de ansiedad. Aunque él permanecía ajeno a la noticia, los últimos meses han sido muy difíciles para él y así lo demuestra que en su última función se viera desbordado por la presión. En el pasado se mostró fuerte, pero los bandazos que da su situación judicial lejos de mejorar de cara al 2022, solo se están complicando.

Vídeo: Europa Press

Fue hace un año cuando Rafael Amargo fue detenido justo antes del estreno de ‘Yerma’, la obra con la que ahora cuelga el cartel de ‘no hay entradas’. El empresario siempre ha defendido su inocencia, al igual que su familia, quien cree ciegamente en que Rafael Amargo nunca ha cometido actos delictivos. El pasado diciembre fue detenido por presunto tráfico de drogas y pertenencia a banda criminal, sin embargo, este último delito no aparece en la petición de la Fiscalía, por lo que el escenario no es el peor que podía haber imaginado Amargo. En todo momento el bailaor ha admitido que en su casa sí entran sustancias estupefacientes, pero mantiene que es para el consumo propio y no para venta a terceros. Tanto es así que cuando fue detenido llevaba un peso porque, según él, «iba a coger algo (droga) y como soy consumidor iba a pesar lo mío para que no me timaran».

Joan Crisol

A pesar de que hace un año tanto Rafael Amargo como Luciana fueron detenidos, hasta el momento no se ha conocido la petición de la Fiscalía contra ella. Si contra él, pues sobre él y sobre el que consideran que es su socio, mantienen desde el Ministerio Público que «se venían dedicando de manera concertada y persistente a la distribución de sustancias estupefacientes, entre otras metanfetamina, a terceras personas a cambio de dinero». Así las cosas dicen que compraban estas sustancias en conjunto para repartir la droga y venderla, por lo que solicitan para ambos la misma pena y para un tercer acusado algo menos, en concreto, seis años.

Le retiraron el pasaporte

Hace unos meses Amargo denunciaba públicamente que le hubieran retirado el pasaporte, ya que eso le impedía trabajar fuera de la Unión Europea. Con muchos proyectos en el extranjero, este movimiento derribó muchos compromisos profesionales, no obstante, él mantuvo que seguiría trabajando en sus funciones en nuestro país. Justo después de la última fue cuando sufrió un ataque de ansiedad y es que los últimos 12 meses han sido una auténtica pesadilla para él y su familia, según relata su pareja Luciana.