Lucía Rivera siempre ha huido de todo lo que tenga que ver con exponer su vida personal en público, deseando que toda la atención mediática se centre exclusivamente en su faceta como modelo. Pero desde hace un tiempo está escribiendo artículos en los que verter sus sentimientos, inquietudes y preocupaciones sin importarle el qué dirán. Así se ha propuesto ahora contactar directamente con el mundo por testigo con el hombre que le dio la vida, su padre biológico, ese que no es Cayetano Rivera, sino aquel hombre al que ella prefiere referirse como “querido señor X”, para no desvelar su identidad, pero al que tiene muchas cosas que decir para encontrar cierto equilibrio en su propia vida.

Lucia-Rivera-padre-biológico-carta
Foto: Instagram

La hija de Blanca Romero ha querido escribirle una carta a su progenitor, abriéndose como nunca sobre un tema que siempre ha sido tratado como tabú en su relación con los medios de comunicación. Quién es su padre biológico siempre ha sido un secreto y así parece que seguirá siendo, aunque gracias a la carta que le dedica Lucía Rivera podemos conocer más sobre él y sobre cómo le ha afectado su ausencia en su día a día, pues habla de duros capítulos de su vida en los que él no ha estado presente y en los que se le ha echado en falta. Así, imagina cómo será, si se parece físicamente a él, qué parte de ella le pertenece o qué características que le definen las ha heredado de esta persona anónima: “A veces me pregunto si eres tan sensible como yo, tan romántico y soñador”.

“Has sido un pilar invisible que me ha permitido coger más aire”, le llega a decir Lucía Rivera a su padre sin saber si podrá conocer el contenido de su carta. “Cuando era pequeña me aterraba la idea de contar que soy adoptada por parte de padre, porque este hecho fue motivo por el que me hicieron bullying durante muchos años”, destaca la modelo, que ha hablado en anteriores ocasiones sobre su salud mental y lo mucho que ha luchado por recuperarla.

Lucia-Rivera-padre-biológico-carta
Foto: Instagram

Lucía Rivera lo ha hecho como favor a la iniciativa de su amiga Estefanía Ruiz. La influencer propone a sus invitadas participar en su club de cartas, donde pueden confesarse a través de la escritura con aquellas personas que no forman parte de su vida, que son del pasado o que no pudieron conocer, para decirles lo que siempre han deseado pero que la vida no les dio la oportunidad. Y es en este contexto cuando Lucía Rivera ha entendido que el destinatario de su misiva no podría ser otro que su padre biológico, ese amor que Blanca Romero vivió con intensidad antes de conocer a Cayetano Rivera, pero del que no desea hablar y del que nada se sabe, al parecer, tampoco su propia hija.

¿Cuántos años tiene Lucía Rivera?

La hija de Blanca Romero tiene 23 años. Nació el 11 de septiembre de 1998