Las hijas de Mar García-Vaquero, Lucía y Micaela, se dedican al mundo de la moda. Acaban de crear una firma textil y están muy ilusionadas.


Emprender es de valientes. Las hijas de Mar García-Vaquero, la mujer de Felipe González, lo saben y lo han experimentado en su propia piel. Han creado su propia firma de moda, un proyecto en el que su padrastro les apoya ciegamente, aunque esa no sea su faceta. Tanto Lucía como Micaela han aunado todo su talento e ilusión para que vea la luz ‘Roseta Kusi‘, el cual vio la luz hace unos meses y sobre el que ahora se han confesado. El comienzo no ha sido fácil, pero cuentan con el apoyo de su progenitora, quien participa en el negocio, así como del que fuera Presidente del Gobierno, quien está encantado con el giro que ha dado la vida de ambas.

Aunque Mar prefiere mantenerse en un segundo plano y la cara visible serán sus hijas, forma parte activamente de esta empresa tan especial. «Las tres estamos involucradas en esta historia empresarial que, como con todos los comienzos, son difíciles y estamos unidas para sacarla adelante. La cara de la empresa vamos a ser nosotras», ha dicho a ‘Vanitatis’. Muy unidas, se arropan también en Felipe González, de quien reciben los mejores consejos y a quien «le gusta mucho lo que hacen».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Roseta Kusi (@rosetakusi)

A pesar de que Micaela trabaja en una cadena de hoteles y esa es su principal fuente de ingresos, en la actualidad está en ERTE, por lo que se ha volcado al completo en la empresa que ella y su hermana han fundado. Si bien en redes sociales apenas todavía tienen impacto, ambas están muy ilusionadas en el crecimiento de su firma y son ellas mismas las que ejercen como modelos, lo que, sin duda, ayuda a hacerla más reconocible. En su página web explican cómo surgió su empresa y cuál es su principal premisa para que triunfe. «Es un proyecto familiar: tres mujeres con una motivación y ganas de crear algo nuevo. Viajar es parte de nuestras vidas y la moda también lo es. Queremos estar cómodas pero también perfectas, y esto supone nuestro reto», aseguran.

Desean hacer de su marca algo confortable a la par que femenina y pretenden conseguirlo con tejidos amables a la piel, un reto que todavía se desconoce cómo está funcionando. Desde pantalones por 320 euros a 150, tops por 240 a 75 o vestidos por 165, cifras que no son aptas para todos los bolsillos. Con tan solo 800 seguidores en su perfil de Instagram, las hijas de Mar García-Vaquero desean que funcione y para ello centraran todos sus esfuerzos para que así sea. Muy ilusionadas con esta aventura profesional, Micaela y Lucía han buscado tejidos sintéticos y fibras naturales que se adapten a cualquier cuerpo y gusto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Roseta Kusi (@rosetakusi)

En su web las fundadoras han relatado el motivo por el que eligieron este nombre. «Roseta fue la ilusión que un día tuvo Lucía, la primogénita, por que algún día pudiera llamar así a su hermana pequeña. Durante nueve meses ese nombre significó la alegría de lo nuevo por venir, y hoy nos hace felices a las tres. Así nace Roseta “Cose”, el significado de Kusi en árabe marroquí. Y bajo este nombre se hace realidad nuestra propuesta apta para toda mujer», han dicho muy ilusionados.