Lourdes Montes está viviendo su peor bache profesional debido al coronavirus. La diseñadora está viendo cómo sus trajes de flamencos se quedan colgados en la tienda


El coronavirus no está afectando a todos, ya sea en el ámbito personal, profesional y/o económico. Algo que también le ha ocurrido a Lourdes Montes. La diseñadora de trajes de flamenca ha visto como sus diseños se quedaban colgados en los percheros de su tienda en Sevilla al no poder venderse debido a que este año se ha cancelado la Feria de Abril y también el Rocío, una fiesta para la que también diseña los trajes pertinentes. La mujer de Fran Rivera nos cuenta cómo está viviendo el confinamiento y a los problemas que se enfrenta este año debido a que su tienda está paralizada.

Lourdes Montes ha asegurado que este año no le saldrán las cuentas

Lourdes Montes ha concedido una entrevista a Estilo & Vida donde nos ha hablado de cómo le ha afectado a ella y a su negocio esta crisis sanitaria:  «Esto ha sido una cosa totalmente atípica. Nosotras hemos tenido cierta suerte porque nuestros trajes de flamenca son muy clásicos, por lo cual no pasan de moda. Cada año hay una colección distinta, pero siempre siguiendo una línea. Nuestra idea es crear trajes como se hacía antiguamente, que te ponías uno y al año siguiente lo podías volver a utilizar cambiándole únicamente los complementos. No es lo mismo que sacar una colección muy transgresora y que al año que viene te sea imposible ponértela para la feria.», nos ha contado cuando le hemos preguntado por cómo ha afectado esta situación a nivel empresarial

Lourdes Montes ya tiene la vista en el futuro y en cómo va a gestionar los próximos meses: «Junto a mi socia, Rocío Terry, estamos pensando cómo gestionarlo. Si hay feria en septiembre, pues bien, y si no pues igual. Si podemos abrir la tienda durante el verano, como te comenté, al ser diseños muy fáciles y que no pasan de moda, se pueden vender para el año que viene sin ningún problema», ha asegurado.

La diseñadora no confía en que haya Feria en septiembre

Pero lo cierto es que ni ella ni su socia confían en que haya feria en septiembre: «Pues mira, nosotros no estamos confiando prácticamente nada en la feria de septiembre. Yo, al revés, tengo más confianza en que la gente que ya se ha comprado su traje de flamenca lo guarde para el año que viene, y la que todavía no se lo ha comprado, si le apetece durante los meses de verano, como son trajes que el año que viene se van a llevar absolutamente, pues que se lo compre. Pero yo ya pienso en el año que viene. Creo que septiembre es una fecha muy mala, porque después del verano la gente tiene más gastos, comienza el cole… Creo que es un mes económicamente muy malo», ha asegurado.

A pesar de su positivismo, en ‘Espejo Público’ ha asegurado que»yo tengo la mitad de la colección en la tienda y aunque lo pueda vender el año que viene las cuentas de este año van a ser muy complicadas«, ha desvelado la diseñadora que ha tenido mucho éxito en los años anteriores por sus diseños en trajes de flamenca de su firma ‘Miabril’.