Lorena Gómez desvela que sufrió trastornos alimenticios tras ganar ‘Operación Triunfo’

No es oro todo lo que reluce y no es gloria todo lo que rodea a la fama. Tocar el éxito con los dedos puede desencadenar ciertas situaciones desagradables. Una de ellas la ha vivido en su propia piel Lorena Gómez. La exconcursante de ‘OT 2006’ ha confesado en el programa ‘Eso no se pregunta’ de Telemadrid que sufrió presiones para adelgazar.

Sucedió cuando salió de la academia y comenzó su carrera en solitario: «Para vender discos, necesitaba ser un producto, ser guapa, gustar a toda la gente y, entre otras cosas, me dijo que para la sesión de fotos que tenía que hacerme en una semana debía intentar comer menos y perder algunos kilitos para que la cara se me viera un poquito más fina», argumenta.

Estos comentarios le hicieron pensar más de la cuenta y acabaron por transformarse en algo obsesivo: «Lo que empezó con un cuidarte y no comer dulce o intentar no comer entre horas o no cenar se convirtió un poquito en obsesión durante 3-4 añitos, más o menos», explica Lorena Gómez. Esto dañó su autoestima considerablemente: «Se me caía muchísimo el pelo. Muchos me decían ‘pero si eres guapísima, si eres altísima’, pero yo no veía eso».

Afortunadamente, una buena amiga suya la hizo entrar en razón y consiguió -junto con la ayuda de profesionales- enderezar su situación: «Cada vez que pienso en eso digo ‘jolín, por qué fui tan tonta. Por qué me dejé influenciar pensando que iba a vender más discos siendo más delgada'». Pese a todo, lo asume como una situación más de su vida y no se arrepiente ni ruboriza de nada: «No me avergüenza porque creo que son experiencias de vida que, una de dos, o te ayudan o te hundes. En mi caso, a mí me ayudó muchísimo».

La ganadora de la quinta edición de ‘Operación Triunfo’ es felizmente actualmente junto a René Ramos, el hermano y representante de Sergio Ramos. Anteriormente, también estuvo vinculada sentimentalmente al fútbol, ya que tuvo una relación con Antonio Barragán.