Elena Furiase tiene planes de boda y ya no lo niega. Su novio y padre de su hijo, Gonzalo Sierra, aprovechó las largas horas de confinamiento para hincar la rodilla en el suelo y pedirle matrimonio a la actriz, quien gustosa dijo que sí, poniéndose manos a la obra para preparar una boda relámpago que, en un principio, habían prevista para después del presente verano. No obstante, el avance incansable del coronavirus y las restricciones gubernamentales para ponerle freno han provocado que el disfrute en su gran día esté en peligro, motivo por el cual la pareja ha decidido aplazar la celebración y fijarla con más tranquilidad para el verano de 2021. Algo que, según Lolita Flores, desconocía por completo.

Lolita Flores ha querido jugar al despiste a la hora de hablar sobre la boda de su hija, Elena Furiase. La revista SEMANA anunció en exclusiva los planes de boda de la joven actriz con su novio, pero la madre de la artista pronto salió a negar la buena nueva, asegurando que ella no había tenido noticias al respecto y que eso sería imposible. Tan solo una semana después, Elena ha confirmado la exclusiva de SEMANA con otra publicación, no solo dándonos la razón, sino también quitándosela a su madre.

 

Ahora, Lolita Flores debe enfrentarse de nuevo a la pregunta sobre los planes de boda de su hija. La estrategia de la actriz y cantante ha cambiado, ahora se hace la sorprendida al saber de los planes de su hija y ya no pone en duda que sea cierto o no: “No sé nada todavía. Me dais un sorpresón. Encantada de la vida de que se case, pero me gustaría que me lo dijera a mí”, asegura Lolita, que promete que después de la entrevista llamaría a su hija para conocer de primera mano si es cierto que se va a casar, como ya dijo SEMANA, o si es todo una invención de la prensa como mantenía Lolita desde un principio.