Los reyes han asistido juntos al acto conmemorativo por el 40 aniversario de las elecciones de 1977. Posteriormente, el rey ha dado un discurso.

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis? Hoy vuelvo a ser Laura, ya que nuestra Olga está en otros quehaceres que ya os contará ella más adelante, y no queríamos dejaros sin post. Además, hoy los reyes tenían una cita muy especial. Han asistido al Congreso de Diputados, donde se ha celebrado la Conmemoración del 40 aniversario de las elecciones del 15 de junio de 1977. Un solemne acto que ha asistido muchos rostros de la política española, y en la que el rey ha sido el encargado de dar un discurso. Y Letizia, que sabía que no podía fallar, ha vuelto a confiar en el rojo. Y yo me pregunto, ¿qué le pasa a la reina últimamente con este color? La verdad es que le sienta genial y es súper favorecedor, pero de vez en cuando un cambio no estaría del todo mal. Ya que en sus últimas salidas ha apostado fuerte por el rojo, y sobre todo por el intenso.

La reina ha estrenado un vestido de Carolina Herrera, de la pasada temporada.

 

Al tema, que me enrollo yo sola. Eso sí. Hoy ha estrenado. Me encanta verle nuevos diseños y que encima se acoplen tan bien a su figura. El diseño en cuestión es un Carolina Herrera. Aunque el diseño original tiene un forro en nude, Letizia le ha añadido uno en rojo. Más elegante y más acorde al vestido de una reina. El diseño, de manga sisa y cuello redondo, que combina encaje y red y largo hasta la rodilla. ¿Lo mejor? El volumen en la falda, que la estiliza más. Pero, ¡ojo, cuidado! Si os fijáis (en las fotos de abajo) se le ven los tirantes  del sostén en blanco. Un detalle un poco feo… ¿no creéis? Uno en rojo hubiera disimulado mejor.

El vestido de Carolina Herrera combinaba encaje y red.
En la parte trasera del vestido se podía apreciar mejor el encaje delicado sobre sus hombros.

Ha combinado con unos salones (también de estreno) en tono marrón de Prada cuyo precio es de 520 euros, y cartera de mano, del que no he podido encontrar una imagen donde se vea claramente, a juego con el vestido, también rojo, por lo que no destaca mucho con el resto del estilismo y con una banda central en raso.

Letizia también ha estrenado unos zapatos de Prada.
El modelo de Prada tiene un valor de 520 euros.

Hoy ha lucido varias joyas, cosa que me gusta mucho, porque además de pendientes no suele optar por ellas. Ha llevado los pendientes de oro blanco, diamantes y rubíes preciosos que le hemos visto en multitud de ocasiones. Y… ¡tachán! Por fin luce una pulsera, que no he podido descubrir (todavía) de qué firma es. Está diseñada a base de rubíes y diamantes.

Letizia ha lucido los pendientes de rubíes que ha llevado en multitud de ocasiones.

Como peinado, ha vuelto a optar por un recogido con raya hacia un lado y con su melena en un moño bajo trenzado. Uno de sus peinados favoritos y a los que últimamente también recurre mucho. En el maquillaje ha destacado sus ojos frente a unos labios en un tono muy natural y con un poco de gloss

Una vez más recurre al recogido bajo y trenzado.

Esto es todo. Mañana ya estará con todos vosotr@s Olga y seguro que os comenta algo del estilismo. ¿A vosotros qué os ha parecido? A mi personalmente me ha gustado bastante. Aunque haya vuelto a recurrir al rojo, le sienta fenomenal y ella y los de su alrededor lo saben. ¿El único fallo (y grande)? Los tirantes del sostén que he comentado anteriormente.