A Toño Sanchís se le ha acabado el plazo para abandonar la que fuera su casa, ahora propiedad de Belén Esteban. La Guardia Civil ha llegado a la casa


Toño Sanchís ha tenido que abandonar definitivamente la vivienda familiar. El plazo máximo para marcharse de su casa era el 5 de marzo a las 10 horas y, poco tiempo antes, hemos visto al que fuera representante de Belén Esteban salir de su casa. A pesar de que todo ha sido calmado y ha sido Toño quien ha salido por su propio pie y sin generar ningún problema, la Guardia Civil ha llegado a la casa del representante por si tenía que llevarse a cabo el deshaucio.

Algo por lo que finalmente parece que no ha tenido que pasar. Este día es uno de los más complicados para Toño que tiene que dejar atrás todos los años y momentos que ha vivido junto a su familia en estas cuatro paredes. Ahora, esta casa la disfrutará la que fuera su amiga, Belén Esteban, después de que esta la consiguiera a través de la subasta pública que tuvo lugar en abril del pasado año.

La Guardia Civil no ha tenido que intervenir

Con la salida de Toño de la que fuera su vivienda familiar en Villanueva de Pardillo se confirma la victoria de Belén frente al que fuera su representante.  A pesar de que la Guardia Civil se ha acercado hasta el chalet, no ha hecho falta que interviniera para que Toño abandonara su casa durante tantos años. Lo ha hecho poco tiempo antes de que se cumpliera el plazo máximo para abandonarla antes de que se produjera un desahucio. Recordad que Belén la adquirió en subasta pública por 376.000 euros, a pesar de que está valorada en más de 500.000 euros.

Así ha sido la salida de Toño de su casa