Kiko Matamoros ha desvelado qué fue lo que más le impactó de la entrevista que concedió Rocío Carrasco tras la emisión de todos los episodios.


La primera temporada de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ ha conseguido más de un 27,3 % de cuota y 2.279.000 espectadores en su última entrega, su mejor dato de las últimas semanas. Aunque se desconoce cuál será el alcance de la segunda, de momento, a quien no han tenido en el público es a Kiko Matamoros. El colaborador se ha negado a ver todos y cada uno de los capítulos, aunque sí vio la entrevista en plató que concedió Rocío Carrasco. Así se lo comentó a Carlota Corredera, quien se ha enfrentado a él en varias ocasiones porque no tuviera la curiosidad de descubrir «su verdad». Consciente que su opinión iba a generar un gran debate, la gallega le preguntó en ‘Sálvame’ qué le había parecido la intervención de Rociito este miércoles.

Aunque no entró en demasiados detalles, sí que explicó que lo que le había impactado más era cómo Rocío Carrasco había derribado cualquier puente a su hija. «Para mí, el gran titular fue el portazo que le dio a su hija y que se oyó en Sebastopol», dijo Kiko. Y es que Rocío considera que su hija es exactamente la misma a la que en el año 2012 la agredió, por lo que ella asegura que verla no le aporta ninguna tranquilidad. «Me transmite que es, para mi desgracia, la misma persona que era el 27 de julio de 2012, muy a mi pesar”, dijo hace tan solo unos días sobre una posible reconciliación. No pierde la esperanza, eso sí, insiste en que a día de hoy no será posible acercar posturas de nuevo con ella, por lo que madre e hija vuelven a estar en puntos dispares en cuanto a firmar la paz se refiere.

Telecinco

A pesar de que Rocío Flores pidió a su madre que tuvieran un encuentro privado tanto con ella como con su hermano, Rocío Carrasco de momento se niega. Insiste en que no está preparada y que por recomendación de sus médicos no dará un paso al frente, ya que primero debe tener la fortaleza suficiente para hacerlo. Parece una quimera y así lo dicen algunos colaboradores al analizar las palabras en las que Rocíito dice no creer las lágrimas de su hija en televisión. Mientras su hija permanezca al lado de su padre, al igual que David Flores, ella no llegará a punto en común con sus primogénitos.

GTRES

Rocío Flores ha reaparecido esta semana en un photocall, sin embargo, no quiso hacer declaraciones sobre el bombazo que dio su madre. Habrá una segunda temporada hablando de la familia, lo que sin duda les podrá de nuevo en el punto de mira. Aunque la joven insistió en que quería que su madre les dejara de lado, todo apunta a que en la siguiente de edición que comenzará en unos meses de nuevo volverán a ser protagonistas de una historia de la que España permanece pendiente.