Han tenido que pasar unos meses para que padre e hija se hayan reconciliado, pero parece que el comienzo de año les ha servido para hacer borrón y cuenta nueva.


Kiko Matamoros parece que ha empezado el 2020 de la mejor forma. Y no solo porque daba la bienvenida al año disfrutando de las playas paradisíacas en México junto a su pareja, la modelo Marta López, sino porque parece que las cosas se van arreglando entre él y su hija, Anita Matamoros, con la que se ha distanciado tras la separación de sus padres.

Las últimas declaraciones de Makoke ponían en entredicho la relación que que el colaborador de televisión tiene con sus hijos. Ahora Kiko Matamoros se ha mostrado tajante, asegurando que no va a hablar de este temas por respeto a sus hijos. «Hay cosas que se contestan solas. No quiero entrar en esta historia por respeto a mis hijos. Que ella valore lo que ha dicho su madre (refiriéndose a Anita Matamoros)», comenzaba explicando.