Hace unos meses Karlos Arguiñano preocupó a todos sus seguidores al desvelar que su mujer no se encontraba por culpa de la pandemia


La pandemia provocada por el coronavirus ha dejado muchas secuelas en las personas. No únicamente a aquellas que han dado positivo en la enfermedad, sino también las que no. Y es que los meses de confinamiento, la angustia y la incertidumbre de que no sabemos que pasará o el miedo a contraer la enfermedad puede provocar mucho temor, agobio e inquietud. Esto es precisamente lo que le ocurrió a Luisi Ameztoy, la mujer de Karlos Arguiñano. Fue el propio cocinero quien reveló que su mujer apenas salía de casa. María Luisa, por miedo a contraer la enfermedad y contagiarse, ha estado durante un tiempo sin salir de casa y apenas relacionándose con nadie. Ahora, el popular cocinero nos desvela cómo se encuentra su mujer tiempo después.

El popular cocinero quiere aclarar el estado de salud de su mujer, María Luisa

Karlos Arguiñano ha estado muy unido a su mujer durante este tiempo complicado. Él se ha convertido en su mejor chute de energía tras el desazón que le ha dejado la pandemia provocada por el coronavirus que ha azotado a todo el mundo. Ahora, en una entrevista que ha concedido al periódico ‘ABC’ ha contado cómo se encuentra María Luisa en la actualidad. Ha querido dejar claro que Luisi (así la llama su entorno más cercano) se encuentra mucho mejor. Después de recordar diferentes viajes que ha hecho junto a ella y sus dos hijos, ha aprovechado para tranquilizar a todos y asegurar que se encuentra en perfecto estado de salud. 

Sí que es cierto que todo lo que ha ocurrido por culpa de la pandemia provocada por el coronavirus le ha pasado factura. Sin embargo, nada que ver con tener ningún problema grave de salud. Todo lo contrario. La gastronomía y la compañía de los suyos le permiten encontrarse con ilusión y mucha fortaleza de cara a los próximos meses y a dejar atrás la pandemia.

Karlos Arguiñano mujer
Redes sociales

Así es María Luisa, la mujer de Karlos Arguiñano a la que no le ha sido fácil la pandemia

Pero, ¿quién es Luisi? La esposa de Arguiñano comenzó a trabajar desde que era muy pequeña. De hecho, con tan solo 9 años, ya ayudaba a su madre a repartir pescado, una idea y actitud que la acompañó toda la vida llegando incluso a vivir en París durante un tiempo para aprender idiomas. La esposa de Karlos siempre ha sido una persona resolutiva y con gran iniciativa, por lo que este nuevo comportamiento es inusual para ellos. Luisi ha tenido una vida complicada, pero siempre ha sabido resurgir y así lo mantienen sus hijos. «La verdad es que nuestra madre ha sido el alma mater de toda la empresa desde el principio. Es ‘la jefa’, la que sostuvo toda la gestión cuando mi padre se fue a Argentina o cuando debía dedicarse casi de lleno a la producción de sus micros en televisión», han comentado.