Desde que Julia Janeiro cumpliera la mayoría de edad, ha tenido el foco mediático sobre ella. Ahora, quiere asentarse como influencer y sabe como hacerlo


Fue en abril de este año cuando Julia Janeiro cumplió la mayoría de edad y desde entonces su nombre ha acaparado cientos de titulares y minutos en la televisión. Tras su ruptura con Brayan Mejía y su nuevo romance con Álex Balboa, la hija de María José Campanario y Jesulín de Ubrique tiene en mente otros planes de futuro. Si bien nada más cumplir los 18 se convirtió en un personaje famoso que comenzó a acumular seguidores de Instagram. Al cierre de este artículo, la joven estaba rozando las 200.000 personas que siguen de cerca la pista. Si bien ha cambiado mucho su trayectoria como influencer en estos últimos meses, cambiando ahora de estrategia para mejorar su imagen. Y no nos referimos a la operación de aumento de pecho a la que se ha sometido esta semana en Madrid, arropada por su madre, y que muestra la revista SEMANA en exclusiva en su último número, aún en tu kiosco.

Las sugerentes poses de Julia Janeiro en redes siempre estaban asociadas a comentarios críticos

Algunas de las primeras fotos que ha compartido la joven en sus redes han sido eliminados de su perfil social. Julia Janeiro ha decidido deshacerse de aquellas imágenes en las que aparece en ropa interior o bikinis para dar paso a otro tipo de capturas, que están menos suscitadas a la polémica. Con este nuevo tipo de contenido que comparte a través de sus redes es más fácil llegar a diferentes marcas y conseguir aquel contenido patrocinado de más categoría que está muy cotizado entre las diferentes jóvenes influyentes.

© Redes sociales.

Y es que con el paso de los meses, su vida parece zozobrar un poco. Y es que ya no queda ni rastro de esas sugerentes poses presumiendo de anatomía que solía compartir y venían acompañadas de oleadas de críticas. Ahora prefiere compartir paisajes, primeros planos o detalles de su día a día que dan una imagen mucha más impoluta y blanca, ideal para conseguir patrocinios y publicidad. Además, para un público exclusivo. Y es que Julia Janeiro ha decidido privatizar su cuenta de Instagram para que tan solo sus seguidores puedan ver las publicaciones que ella comparte en su perfil social.

El contenido patrocinado de la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario

Si bien cuando Julia Janeiro cumplió la mayoría de edad su nombre sonó con fuerza para convertirse en una de las influencers más cotizadas de nuestro país, lo cierto es que con el paso del tiempo no la hemos visto hacer muchas campañas de publicidad. Si bien también hay que tener en cuenta que sus padres, Jesulín de Ubrique y María José Campanario, siempre han intentado mantenerla alejada del foco mediático y no les hacía ni pizca de gracia que se convirtiera en influencer. Puede que sus padres hayan hablado con ella para frenar su exposición mediática y así evitar que se convierta en un fenómeno de masas. Está claro que Julia Janeiro tiene todo para ello: un físico de 10, un rostro angelical, sabe posar como modelo y ha conseguido acaparar la atención de sus casi 200.000 seguidores.