José Luis Gil, una de las estrellas de la serie ‘La que se avecinaha sufrido un ictus isquémico agudo en el hemisferio izquierdo, lo que le ha obligado a permanecer ingresado en el hospital de Nuestra Señora del Rosario desde el pasado día 4 de noviembre. Es decir, el afamado actor ha estado ingresado en dicho centro desde hace casi un mes, pero no ha sido hasta ahora cuando este revés de salud ha sido dado a conocer a través de un comunicado publicado por Mediaset. Lo hacen para dar el último parte médico del intérprete que se ha ganado la simpatía del público por expreso deseo de la familia, que no quiere que entren en juego especulaciones o rumores que entorpezcan su recuperación y optando en su contra por la total transparencia.

José Luis Gil, a sus 63 años, ha estado cerca de un mes bajo cuidados profesionales en el hospital Nuestra Señora del Rosario, pero justo ahora acaba de salir del centro hospitalario y ya se recupera de las secuelas de su infarto cerebral en su casa y rodeado de sus seres queridos. “La familia de José Luis Gil agradece la profesionalidad y la calidad humana desempeñada por todo el equipo de la clínica madrileña en su intervención e ingreso. Confían en que la rehabilitación, el tiempo y el acompañamiento ayuden a su pronta y total recuperación”, se puede leer en el comunicado oficial que desde Mediaset han trasladado los escasos datos que la familia ha querido compartir con el público.

José Luis Gil ictus
Foto: Gtres

El actor José Luis Gil entró en la citada clínica el pasado 4 de noviembre a consecuencia de un infarto cerebral y no fue hasta el pasado viernes 26 de noviembre cuando recibió el alta hospitalaria. Ahora le toca recuperarse en casa, continuar con la rehabilitación para minimizar las secuelas tras el ictus isquémico y poder recuperar la normalidad lo antes posible, tal y como deslizan desde el citado anuncio oficial que han realizado con conformidad de su familia. Un proceso que no es rápido, pero en el que han puesto todas sus esperanzas, confiando en todo momento en que los consejos de los profesionales médicos que se han hecho cargo de su caso harán lo imposible para que el actor vuelva en un tiempo prudencial a ponerse de nuevo en la piel de Enrique Pastor, su mítico papel en ‘La que se avecina’, una de las series más exitosas de Mediaset.

Tal y como continúan explicando desde la familia de José Luis Gil a través del equipo de Mediaset: “Empieza un periodo clave, de trabajo y esfuerzo, en el que la tranquilidad es muy importante. Para ello, quieren agradecer todas las muestras de cariño y afecto que están recibiendo y solicitan a los medios de comunicación y a sus seguidores que sean respetuosos como siempre lo han sido”. Con ello, la familia deja claro que el actor está fuera de peligro, de ahí su alta hospitalaria, pero que por delante tiene una gran labor de rehabilitación con la que poder minimizar las secuelas del ictus. Un trabajo que el actor realizará, apoyado en su familia y amigos, desde su propio domicilio y también en centros especializados que aseguren el éxito en esta tarea para así asegurarse que podamos volver a disfrutar de su arte.

Sus compañeros se vuelcan con José Luis Gil

Como cabría esperar al tratarse de un rostro habitual en la televisión y uno de los actores que más simpatía despierta en el público, las redes sociales se han llenado de mensajes de ánimo y positivismo para insuflarle fuerzas en su batalla por recuperar la salud. Son miles los seguidores del actor que han mostrado su consternación al conocer la inesperada noticia, pero no se cae en el desánimo, confiando en que José Luis Gil está en las mejores manos y que antes de lo pensado podrán disfrutar de nuevo de su talento y sus excéntricos personajes.

Pero no solo personas anónimas han querido llenar las redes sociales de mensajes de apoyo, también los propios amigos y compañeros de José Luis Gil han aprovechado estas plataformas para mostrarle sus mejores deseos. Es el caso de Alberto Caballero, guionista de ‘La que se avecina’, que ha sido el primero en redactar un mensaje de apoyo: “Mucha fuerza y ánimo a todos, especialmente a José. Llevamos 18 años trabajando juntos y nos quedan como mínimo otros tantos. Más que un amigo, es familia. ¡Ánimo hermoso! Te queremos un huevo”, escribe de manera desenfadada, lo que hace creer que ha seguido de cerca el caso y que la familia le ha dado la tranquilidad suficiente como para no trasladar preocupación a las redes, sino un mensaje cargado de positivismo que tanto ha aliviado a sofocar el susto in inicial.