SEMANA se ha sentado con el cantante para saber cómo ha pasado estos meses de pandemia, qué recuerdos guarda de su progenitor y cómo se encuentra en su recién estrenada faceta de padre.


Javi Cantero sigue luchando para cumplir sus sueños. Volcado desde hace casi dos décadas en el mundo de la música, el hijo de “El Fary”, está a punto de sacar nuevo disco y para ir calentando motores, nos ha presentado su nuevo sencillo: “raíces de libertad”. SEMANA se ha sentado con el cantante para saber cómo ha pasado estos meses de pandemia, qué recuerdos guarda de su progenitor y cómo se encuentra en su recién estrenada faceta de padre.

Pese a las circunstancias, no te has rendido y sigues adelante con este nuevo álbum que está a punto de dar la luz
El videoclip que hemos sacado es de siete minutos y en los tiempos que corren, que parece que están cuadriculados y todos tienen que ser de tres minutos y medio, por el tema radio y tal, y en ese aspecto, la verdad, es que nos hemos atrevido con un vídeo largo, del que todavía no he escuchado a nadie decir que se le haya hecho pesado. Es un tema del que, además, estoy muy contento.

Además, trabajas con tu hermano Raúl, ¿qué tal se te da trabajar en familia?
Estoy feliz de trabajar con un genio como él. El tema de “raíces de libertad” lo ha hecho él y también ha mezclado y masterizado el disco. Soy un privilegiado de trabajar con él y no lo digo porque sea mi hermano. Lo digo de verdad.

¿Qué tal has vivido estos meses de pandemia?
Al principio teníamos que estar más concienciados de que teníamos que quedarnos en casita. Mi niño fue el encargado de llenar de luz y alegría la casa. Luego, ya al final, pues lo único que deseaba era que todo acabara. Tenía ganas de abrazar hasta las farolas. Soy un afortunado en cuanto a salud se refiere, en mi familia están todos sanos, y ya solo con eso somos unos afortunados.

¿En qué te ha afectado más la pandemia?
Pues a nivel profesional, como a todos, me ha afectado a los conciertos. Teníamos una gira preparada para 2020, una gira en la que teníamos puesta mucha ilusión, puesto que la del 2019 fue como un tiro.

Desde que te iniciaste en el mundo de la música nunca has tirado la toalla
Uno siempre tiene que estar al pie del cañón. Nunca he dejado de crear canciones y de aprender de algo tan bonito como es el mundo de la música. Eso es lo que me mantiene vivo, las ganas de seguir creando y compartirlo con mi público.

¿Desde pequeño tenías claro que querías ser cantante?
Ya desde pequeño me contaban que cantaba cositas de mi padre. Mi madre un día me escuchó cantar en mi habitación y se lo contó a mi padre. Al principio él pensó que se trataba de la típica pasión de madre por su hijo, hasta que un día me hizo cantar y todo cambió, porque me dijo: “parece que el ratoncito tiene voz y afina”.

¿Qué recuerdos guardas de tu mítico tema de “cuanto más acelero”?
Lo recuerdo como algo que me vino muy rápido y no tenía el suficiente criterio musical para saber por dónde quería llevar mi música. Cantaba los temas que me proponía la discográfica y los defendía lo mejor que podía. Pero recuerdo que fue algo que me vino muy rápido. Gracias a eso todo ha derivado en poder conocer a músicos y a empezar a conocer las cosas que me gustaban de verdad. Por el camino he ido aprendiendo y aquí sigue uno, aprendiendo.

¿Te agobió esa fama tan precipitada?
Creo que no me llegué a agobiar. Se me vino encima muy deprisa. De no haber hecho nada en la música a tener tu primer disco, en el que yo no compuse nada, y sacar una canción como la del “acelero”, que tuvo tantísima repercusión, fue demasiado, pero creo que lo supe asimilar bien. A raíz de ahí me planteé que era lo que quería de la música y dónde estaba mi lugar.

Tu padre apoyó siempre tu carrera artística, ser hijo de alguien tan conocido, ¿ha sido un hándicap para tu carrera?
Tampoco me he centrado nunca en pensar que soy el hijo de una persona que ha sido importante en este país. Soy el hijo de mi padre y de mi madre, y de eso es de lo que me siento orgulloso. No lo miro desde otra perspectiva.

Has tenido, como otros hijos de artista, ¿tener que demostrar el doble?
Desde que me inicié sólo he querido hacerlo lo mejor posible.

¿Te ves reflejado en él?
Cada uno tiene su personalidad, pero claro que me veo reflejado en él. En el sentido musical tengo esa ilusión, que él nunca perdió, de estar aprendiendo continuamente y estar rodeado de buenos músicos. Él me enseñó a querer este mundo y seguir avanzando cada día más.

¿Ahora que eres padre, te gustaría que se dedicara a este mundillo?
Bueno, me gustaría que él se dedicara a lo que sintiera. Por ahora es muy pequeño, solo tiene dos años. Es un mundo muy bonito y me gustaría que lo hiciera si él se sintiera cómodo. Todavía queda mucho tiempo para verlo.

¿Cuáles son tus deseos para este 2021?
Que podamos volver a vivir de una forma más cercana y que todo esto se pueda arreglar lo antes posible. También pido poder ir pronto de concierto, tanto si los doy yo, como si los dan otros.