Siempre me he preguntado: ¿por qué Cantora es como la casa de ‘Gran Hermano? No paran de expulsar gente y a la mínima te nominan. Más si creen que eres un topo o una ‘topa’.

pantoja
Isabel Pantoja está a punto de volver a los escenarios para dar lo mejor de sí misma, tras su experiencia en prisión.

Me ha parecido mejor símil de ‘Gran Hermano’ que el de ‘100 negritos’, la célebre novela de Agatha Christie en la que no para de morir gente, porque esto es un corazón contento y no crónica negra. Para eso ya están las primeras horas de los magazines matinales. Lo que decía, que me resulta abrumador cómo va adelgazando la nómina de amigos (al menos con relevancia pública) de la intérprete de ‘El señorito’ y ‘Garlochí’.

En los últimos años, sin prestar demasiada atención a las bajas en ‘Cantora’ he contabilizado a Raquel Bollo, que evolucionó de confidente y defensora en los platós a una expatriada; Chelo García Cortés, que pasó de periodista de cabecera a exiliada de sus afectos; Las Mellis, que paseaban sus melenones por las hectáreas de la finca; Luis Rollán parece también haber caído en desgracia (digo ‘parece’ porque estos días le hemos visto con Kiko Rivera en Ibiza)…

isabel-pantoja
La irrupción de Julián Muñoz en la vida de Isabel Pantoja fue un antes y un después.

No quiero remontarme a otras relaciones de amistad truncadas como la de la difunta Encarna Sánchez o María del Monte, madrina de Chabelita Pantoja, ni hacer recuento de otros personajes secundarios o del personal de servicio traidor que se gana la vida aireando los trapos sucios (eso no se hace).

Sin embargo, no pienso olvidarme de Miguel Poveda, quien no suelta prenda de su vida personal ni se le conocen enemistades, pero que no ha vuelto a pisar Cantora ni a mediar palabra con la tonadillera. Es más, me dicen que mejor no preguntarle en privado sobre el asunto… (ni Risto Mejide logró sacarle en televisión el motivo por el que se había apartado de ella).

mila-isabel-y-encarna-1280x830
Isabel, con Mila Ximénez y Encarna Sánchez, en una de las pocas fotografías que hay de ellas juntas.

Si nos remontamos a tiempos más pretéritos tendríamos que hablar de sus legendarios duelos con Carmen Ordóñez por la herencia de Paquirri, propios de un western de alto voltaje, su ‘estoy can-sa-da de la familia Rivera’, que hipó en Canal Sur, su imposibilidad de compartir escenario con Rocío Jurado (una vez, para explicar el motivo, dijo una frase tan enrevesada que parecía un crucigrama: «el no no lo tiene»)…

Isabel Pantoja es una gran artista y pronto lo volverá a demostrar en los escenarios, pero hay algo en ella, no sé si temor a que le hagan daño, desconfianza, rencor o dolor acumulado, que hace que los que un día fueron de su círculo de confianza pasen al ostracismo más brutal. Son arrumbados al baúl de los recuerdos. O tal vez sean ellos los que huyen de una amistad que tal vez exija más que lealtad, devoción.

 

miguel1
Miguel Poveda está muy alejado ya del ‘clan Pantoja’.

Para mí es uno de los grandes misterios de la humanidad. Esa cohorte de expantojistas, a los que algún día deberíamos reunir en un congreso para intentar llegar al fondo de la cuestión, podrían traernos la luz. Mientras tanto, seguiremos en las tinieblas…

Parece que Isabel Pantoja está muy lejos de conseguir el deseo de Roberto Carlos, a saber: «Yo quiero tener un millón de amigos».

raquel-bollo-853x1280
Raquel Bollo también ha sido apartada de Cantora.