Anita Matamoros vive ajena a la difícil situación de sus padre, Kiko Matamoros y Makoke, que se enfrentan a penas de cárcel por su lío con Hacienda, además de la demanda por supuestas amenazas de su madre interpuesta contra su padre. Vea el vídeo de lo bien que se lo pasa Anita mientras todo esto sucede


Anita Matamoros lo tiene muy claro y no quiere participar de la guerra mediática que sus padres, Kiko Matamoros y Makoke, mantienen abierta y siempre viva, pese a que su cruce de acusaciones roce límites peligrosos. La joven influencer repite hasta la saciedad que no habla de estas cuestiones y menos después de llevar casi un año sin cruzar palabra con su mediático padre: “Soy muda respecto a este tema, ya lo sabéis”, dice siempre que se le acerca un reportero para conocer su opinión sobre el ataque que uno u otro de sus progenitores ha propinado o siempre que su familia cae rendida ante nuevas y constantes polémicas.

Vídeo: Instagram

El silencio de Anita Matamoros es perpetuo y no está dispuesta a poner en peligro su privilegiada posición como influencer cayendo en las redes de la controversia. Pero quizá se le haya ido un poco de las manos eso de pasar de la actualidad informativa que generan sus padres, cuando ella sigue con su vida como si nada hubiese pasado. Y eso es precisamente lo que destacan muchos usuarios de las redes sociales al ver el último vídeo compartido por Anita Matamoros en su perfil de Instagram, en el que aparece bailando junto a una amiga ajena al temporal que amenaza, incluso, con llevar a sus padres a prisión, como así asegura la revista ‘Lecturas’, por los problemas que ambos arrastran con Hacienda desde hace años.

En las próximas semanas, tal y como aseguran desde el citado medio, Kiko Matamoros y Makoke deben enfrentarse en un juicio contra la Hacienda Pública para dilucidar el grado de responsabilidad penal de ambos, en caso de que exista. El colaborador de ‘Sálvame’ podría enfrentarse a una condena de 6 años de prisión, como así solicita el ente público, mientras que su mujer, a quien derivó su deuda, teme que se cumpla la amenaza de una condena de 2 años. Pero este no es su único frente abierto y es que Makoke, además, ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil por supuestas amenazas contra el que fuese su marido. Cuestiones muy delicadas ante las que Anita Matamoros no parece nada preocupada.