«No han escuchado una mala palabra de la otra persona porque eso es mierda que se tragan ellos», ha admitido la andaluza.


La primera entrega de ‘Supervivientes 2021’ llega cargada de importantes declaraciones de Olga Moreno  sobre su familia, así como de la tormenta mediática que asola a los miembros de su clan. En el comienzo del ‘reality’ de Telecinco, la mujer de Antonio David Flores se ha mostrado muy sincera. Y sin ningún tapujo a la hora de hablar sobre el conflicto que enfrenta a su pareja con Rocío Carrasco desde hace más de 20 años. También ha abierto su corazón para hablar de Rocío Flores y su hermano David, a quienes se siente muy unida. Y de los que en pocas ocasiones ha hablado públicamente.

Durante una conversación con sus compañeros de concurso, Olga recordaba que los hijos de su marido están a su lado «desde chiquititos». Y al mencionarlos se deshacía en halagos. «Les dije: ‘Yo soy Oa, porque a mí me llaman Oa. Mamá es su madre. Cuando me los presentó abrí la puerta y lo primero que me encuentro es a la chiquilla. Rubia, espabilada, monísima ella… ¡No puede ser más bonita! Me hizo una radiografía. Luego empecé a ganármela. Con 4 añitos empezó a maquillarme, que si el pelo… La verdad es que congeniamos muy bien».

Así habla Olga Moreno de Rocío Flores: «Tiene un corazón que ya me gustaría a mí tenerlo»

«Esa niña tiene un corazón que ya me gustaría a mí tenerlo», añadía. Sobre David destacaba: «Con el niño es una conexión, una ternura. Él se vale por sí mismo. Coge el autobús, coge el metro». Revelaba, además, que el joven siente pasión por su abuela, Rocío Jurado, y que en Navidades pedía discos de ella. «Es pasión con la abuela y se sabe todas las letras. La tiene muy presente».

Telecinco

Al revelar su vida familiar con Rocío y David, Olga Moreno ha dejado claro que en el hogar que ha formado con Antonio David nunca se hacen críticas contra su madre, a la que no ven desde hace años. «No han escuchado una mala palabra de la otra persona porque eso es mierda que se tragan ellos». Y ha subrayado que en su matrimonio tanto ella como el malagueño se han dedicado en cuerpo y alma a la familia: «No tenemos vida. La vida era para ellos… en el buen sentido. Que disfrutaran». Al hacer referencia a la guerra del colaborador con se ex y a las acusaciones que ésta ha hecho sobre él, subrayaba: «Llevo 21 años con mi marido. Él no es así. ¿Sabré yo cómo es mi marido? «.

Quiere que todos los miembros de su familia «sigamos unidos y felices»

Consciente del panorama que deja en nuestro país, Olga Moreno ha reconocido que a ella y a Antonio no le queda más remedio que «seguir luchando y seguir luchando«. Ahora que está a miles de kilómetros de casa, su deseo es «que mi familia sigamos unidos y felices igual que lo hemos sido hasta el día de hoy».

«Lo único que queremos es estar tranquilos y que esos niños sean igual de felices. Y luego te toca estar callados, y callados, y callados… La palabra es impotencia. Pero aquí estoy«, ha reconocido.

Telecinco

Uno de los momentos más emotivos de la primera gala de ‘SV’ se producía cuando Olga se enfrentaba al primer reto del programa: lanzarse desde el helicóptero. Emocionada, compartía con la audiencia una declaración de amor a Antonio David Flores: «El salto se lo quiero dedicar a mis hijos y a mi marido. Si volviera a nacer me volvería a casar con él», confesaba. También dedicaba su alto «a la persona que más quiero en el mundo, que ha luchado por sus hijos y por ella misma, que es mi madre».

La empresaria también ha tenido tiempo de ofrecer algunos titulares sobre la tormenta mediática que ha puesto en el punto de mira a su familia. Una tormenta desatada a raíz de las explosivas declaraciones de la ex de su marido en ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. «Llevo superando pruebas desde hace muchísimos años», ha dicho, resignada.