Olga Moreno ha sido pillada robando comida y esto le ha costado un aluvión de críticas, entre ellos, de Miguel Frigenti, quien ha sido denunciado por su familia.


Miguel Frigenti se ha pasado de frenada. Todo tiene un límite y Frigenti parece no conocerlo. No todo vale por trabajar en televisión y asegurarse una silla en Sálvame, como él mismo ha reconocido. La última gala de ‘Supervivientes’ se centró en Olga Moreno y en su robo a Melyssa. La malagueña rompió a llorar y aseguró que «no era una mala persona», lo que provocó que incluso el propio Jorge Javier Vázquez saliera en su defensa. Fuera de la aventura selvática su familia continúa apoyándola, en especial, su hermana Raquel Moreno, quien la defiende con uñas y dientes contra quien sea. El último en cargar contra ella ha sido Miguel Frigenti, que consciente de que había metido la pata, ha borrado su comentario en Twitter, sin embargo, este ya había sido captado por otros usuarios. «Si roba niños, ¿no va a robar comida?», ha escrito, un mensaje al que Raquel Moreno ha respondido sin dudarlo un instante.

Sin dar crédito a lo que estaba leyendo, la hermana de Olga Moreno ha advertido que emprenderá acciones legales contra el periodista. No está dispuesta a consentir un ataque de este calibre y así lo ha dejado claro al nombrar incluso a las autoridades. «Esto que dices lo vas a tener que demostrar. Policía, por favor, hay que tomar medidas», ha escrito Raquel. Este tan solo es un ejemplo de las continúas críticas que Olga Moreno está recibiendo desde que comenzó en el reality, una pesada mochila a la que su entorno suele hacer mención públicamente. Consideran que está sometida a un doble juicio, a pesar de que para ellos y otros muchos espectadores es una auténtica superviviente.

Si bien este mensaje de Miguel Frigenti ha desaparecido de su cuenta personal, el colaborador de televisión no ha podido evitar que otros hayan captado su reacción. Consciente del impacto así como de su equivocación, Frigenti ha pedido perdón públicamente en la misma red social en la que cometió este error. «Lamento profundamente que mi tuit ayer no haya sido comprendido desde el humor o que el término utilizado haya sido tomado al pie de la letra y no como una exageración estilística. Pido disculpas a quien haya podido ofender»; ha escrito. No obstante, su disculpa no ha terminado aquí y es que ha querido dejar claro que tras él no ha dejado de recibir amenazas e insultos, por lo que ruega que estos terminen cuanto antes. «Parece ser que no estuve acertado, pero esto no puede en modo alguno justificar los desmesurados ataques, insultos y amenazas que vengo recibiendo desde entonces. Lo dicho, mil disculpas», ha continuado.