La jornada comenzaba desde el puerto de Arguineguín, muy cerca de la playa "Las Marañuelas" en Gran Canaria, donde les esperaba un velero.


Un soleado día de verano, buena compañía y muchas ganas de pasarlo bien. Sin duda, los mejores ingredientes para que el 35 cumpleaños de Anabel Pantoja haya sido un auténtico éxito. Si a ello le añadimos que la celebración tuvo sabor marinero la cosa aún mejor. La colaboradora nos ha hecho partícipes de esta divertida jornada en la que ha aprovechado para navegar en alta mar. 

Instagram

El «pantocumple», como ella misma lo llamaba a través de las redes sociales, ha reunido a algunos buenos amigos. Por supuesto no ha faltado una persona clave en su vida, su prometido Omar Sánchez, quien concluía recientemente su primera gran aventura televisiva en ‘Supervivientes’. Uno de sus mejores apoyos con quien se mostraba muy compenetrada disfrutando de este día tan especial.

«Mi hogar, gracias por dedicarme un ratito de sus vidas y compartir y poder celebrar la vida con vosotros», les decía a sus invitados. No han faltado los chapuzones, los bailes en la proa, los ‘selfies’ e, incluso, terminar totalmente exhausta tumbada en una colchoneta. Ella ya advertía que iba a celebrar un «cumple acuático» por todo lo grande y así ha sido.

Instagram

La jornada comenzaba desde el puerto de Arguineguín, muy cerca de la playa «Las Marañuelas» en Gran Canaria. Allí le esperaba el velero en el que iban a navegar durante esta divertida celebración. No han faltado los globos, el tradicional ‘Cumpleaños Feliz’, los regalos… y entre baile y baile… hay quien ha practicado algo de paddle surf, uno de los deportes favoritos de su prometido.

Su distanciamiento con Kiko Rivera

Anabel Pantoja ha desconectado por completo durante esta jornada dejando a un lado sus problemas familiares. Hace tan solo unos días no podía más que derrumbarse al recordar el enfrentamiento que mantiene con su primo, Kiko Rivera. Entre lágrimas, confesó que el DJ no había contactado con ella con motivo de su aniversario. «No tengo que perdonar nada», afirmaba muy sentida en ‘Sálvame’. «Prefiero curarme en salud. Me duele que en un día tan especial pase esto. Le pedí perdón».

También señaló cómo le estaba afectando mucho este distanciamiento familiar: «A mí no se me borra con una goma de borrar. Yo no me tomo una pastilla y a mí se me olvida. Esta mañana he llorado mucho, porque no tengo a mi madre, no tengo a mi tía, no tengo a mi abuela. Mi cumpleaños antes era como el de los gitanos. Uno en mi casa, otro en Cantora, otro en Canarias. Y eso para mí es muy triste que estemos vivos y que estemos cada uno dispersos. Sé que hay momentos malos y regulares. Pido que se me entienda a mí». Añadía que ella había estado al lado de los suyos en momentos importantes, pero que no entendía lo que había pasado.