Dos meses y medio después de salir del hospital tras su grave cogida, Gonzalo Caballero vuelve a coger un capote completamente recuperado


Gonzalo Caballero tiene buenas noticias. El torero y amigo de Victoria Federica ha vuelto a coger el capote y a entrenar dos meses y medio después de la grave cogida que sufrió el pasado sábado 12 de octubre en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. El joven torero se encontraba en la corrida celebrada con motivo del Día de la Hispanidad cuando un morlaco le asestó una cornada.

La recuperación del diestro va mejor de lo esperado

El diestro permaneció 25 días ingresado en el Hospital San Francisco de Asís y comenzó una recuperación. Ahora, a todos sus seguidores les ha dado una feliz noticia después de compartir una publicación en la que aparece de nuevo con un capote en mano. Y es que a pesar de que estaba previsto que no pudiera volver a entrenar hasta el próximo año, la recuperación ha ido más rápido de lo esperado.

«Nos daban 5 meses para volver a entrenar, 2 meses y medio después, de nuevo, siento en mis manos la muleta. Solo siento gratitud hacia todos aquellos que directa, o indirectamente lo habéis logrado conmigo. La ilusión y el corazón , llevan al ser humano a donde la razón no alcanza. #oTodoONada #NosSobranLosMotivos», ha dicho junto a la publicación.

El torero ha entrenado tras su grave cogida

A su salida del hospital tras recibir el alta hospitalaria, el joven torero aseguró que había llegado a asumir su muerte: «Notaba cómo me iba apagando y me quedaba sin respiración, también sentía el grifo de sangre caliente sobre la mano con la que, casi inconsciente, trataba de taponar la herida; es muy duro decirlo pero llegué a asumir que me iba, por eso mis últimas palabras antes de dormirme fue que le dijeran a mi madre que la quería mucho», relató emocionado.

Gonzalo Caballero y Victoria Federica ya no mantienen una relación sentimental pero siguen siendo muy buenos amigos. Por lo que seguramente veremos a la nieta favorita del rey Juan Carlos ir a la plaza de toros cuando el diestro regrese a los ruedos.