El torero ha recibido el alta hospitalaria después de casi un mes ingresado por la grave cogida que recibió el pasado 12 de octubre en Las Ventas.


Gonzalo Caballero está de enhorabuena. El torero acaba de recibir el alta hospitalaria casi un mes después de sufrir la grave cogida en la Plaza de Toros de Las Ventas en Madrid. Durante la mañana del miércoles, ha tenido lugar una rueda de prensa en el Hospital San Francisco de Asís, donde el torero ha estado con rostro serio.

Junto al diestro han estado los doctores Máximo García Padrós, cirujano de Las Ventas, Claudio Gandarias, jefe de la Unidad de Cirugía Vascular del Hospital San Francisco de Asís, y Marisa de Teresa, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Francisco de Asís, y Miguel Abellán, actual directos gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid.

Gonzalo todavía se encuentra en plena recuperación. De hecho, sigue necesitando la ayuda de una sillita de ruedas para desplazarse. Para acudir a la sala donde ha tenido lugar la rueda de prensa, ha tenido que ser llevado por un celador. Gonzalo Caballero ha vivido unas semanas muy duras tras la grave cogida del pasado 12 de octubre.

Hace apenas unos días, el hospital facilitaba un nuevo parte médico que mostraba la recuperación del torero. «Tras más de tres semanas de ingreso se prevé el alta hospitalaria en los próximos días. El paciente D. Gonzalo Caballero ha experimentado una gran mejoría en los últimos días. Se encuentra muy bien clínicamente, sin fiebre ni signos de infección, con buena evolución de las lesiones vasculares y con recuperación progresiva de la función renal. Sigue fisioterapia y rehabilitación diariamente en el Hospital San Francisco de Asís», apuntaba el comunicado.

Durante todas estas semanas, Gonzalo Caballero ha contado con el apoyo incondicional de su madre, Chiqui del Hoyo, su hermana y de todos los amigos que no han dudado en acudir al hospital para visitarlo. Entre ellos, Victoria Federica y su hermano Froilán, que mantiene una relación estupenda con el diestro.