Gloria Camila ha relajado su discurso e incluso se plantea un acercamiento a su hermana, Rocío Carrasco, pero tiene claro que ella no será la primera en dar el paso. Queda mucho trabajo por delante, pero ya se han establecido los primeros cimientos. Vea el vídeo


Gloria Camila Ortega se mantiene firme en su decisión de seguir con su vida, a pesar de que su entorno y la forma de entender ahora su familia haya cambiado radicalmente, tras las revelaciones de Rocío Carrasco en su documental. Ahora son muchos los que comprenden la manera de obrar de la hija de Rocío Jurado respecto a los que un día fueron sus seres queridos. Incluso su propia familia ha relajado, en parte, el discurso público que mantenían hace años contra ella, entendiendo ahora por lo que ha pasado y lo mucho que ha sufrido en su relación con Antonio David Flores y todo lo que llegó después.

Vídeo: Europa Press

Es por eso que Gloria Camila ha querido tenderle un puente de unión a su hermana, Rocío Carrasco, con la que no mantiene relación alguna desde hace años, sin llegar a entender muy bien el motivo que las separó. La hija de Ortega Cano asegura que no va a ser ella quien dé el primer paso para reconciliarse con su hermana, al entender que no fue ella quien rompió lazos, aunque ahora su discurso ha cambiado y no se cierra a aceptar una tregua en su batalla mediática. No quiere alimentar el sufrimiento de una persona a la que un día quiso incondicionalmente, a pesar de que no esté de acuerdo con mucho de lo que ha contado, especialmente todo lo referente a su hija, Rocío Flores.

Vea el vídeo en el que Gloria Camila tiene la mano a su hermana, Rocío Carrasco, aunque con condiciones. No se cierra a una reconciliación, a acercar posturas y brindarle una oportunidad a que le explique por qué decidió alejarse de ella cuando tan solo era una niña tras la muerte de su madre. Un primer paso a la reconciliación familiar que, por otro lado, no será completa, pues ya hay varios miembros del clan que ya han dejado claro que no se creen a Rociito y que ellos no van a mover un músculo para mejorar su maltrecha relación. ¡Dale al play!