Gloria Camila ha querido hacer un repaso de su evolución física desde que cumplió los 18 años hasta ahora, contando los malos momentos que ha vivido y que le hicieron llevar una rutina muy diferente a la que tiene ahora.


Gloria Camila está siendo una de las colaboradoras de ‘Supervivientes’ que más está dando que hablar, sobre todo por su manera de defender a la mujer de su padre, Ana María Aldón, y de sus batallas con Sofía Suescun. Hay que recordar que ella estuvo en Honduras durante la edición de 2017 de este ‘reality’.

Mucho ha llovido desde que viajara a la isla acompañada del que era su pareja en ese momento, Kiko Jiménez. Ya no están juntos y tres años después, hemos visto evolucionar a Gloria Camila en todos los sentidos. Mucho más madura y con las ideas más claras, y también mucho más delgada.

Esto ha llevado a muchos de sus seguidores a preguntarse qué ha hecho Gloria Camila para adelgazar tanto. Esto le ha llevado a querer compartir con ellos qué hizo ella para bajar algunos kilitos y con ello, se ha estrenado en el canal IGTV de Instagram, una opción a la que recurren muchos ‘influencers’ para hacer vídeos más extensos en esta red social.

Pues bien, aquí es donde ha querido contar a sus más de 742.000 seguidores un repaso de cómo ha evolucionado su cuerpo todos estos años: «Yo desde pequeña he sido siempre muy delgada y tampoco tenía pecho ni nada. Siempre he sido un palillo. Aunque soy latina, ya empecé a sacar mis curvas, empecé a enseñar más culo… Siempre he sido muy delgadita y nunca he tenido esa obsesión por adelgazar ni a tener buen cuerpo, porque no he considerado que tuviera mal cuerpo la verdad. Eso sí, hasta que cumplí los 18 años…», empezaba explicando.

«Al cumplir los 18 años, empieza una nueva etapa en mi vida, porque ya es la mayoría de edad, es una nueva vida, un ritmo de vida… y no estás acostumbrado. Vas por la calle y la gente te reconoce más, o te sigue la prensa… yo pasé una mala época con 19 años con el tema de mi padre y de mi hermano. Ahí me lo comí todo y entré en una pequeña depresión», empieza diciendo emocionada.

Durante esa época, Gloria Camila asegura que la pasó prácticamente sola: «La mujer de mi padre se tenía que ir con su hijo que era muy pequeño, se tuvo que ir a Zaragoza. Contaba con la ayuda de parte de mi familia. Me dejé llevar. En esa depreseión comí mucho y no sabía cocinar… Empecé a salir de fiesta, me cogía mis puntitos… El caso es que fue una época muy mala, fue dañina tanto emocional como física. No sé cómo pasó el tiempo si me pongo a pensarlo. Es verdad que en dos meses engordé como 10 kilos», confesaba.

«De pesar 49 o 50 kilos, pues llegué a pesar casi 64 o 65 kilos. Eso con el paso del tiempo. Cada vez iba a más. Luego me fui a Sevilla. Me preocupaba por la tienda, pero luego salía a comer, a beber… no tenía una rutina alimenticia», desvela sobre el momento previo a viajar a Honduras.