Ni yo soy el rey Juan Carlos ni ella Hugo Chávez, pero ha sido su padre, José Ortega Cano, quien la ha recomendado prudencia, aunque ella no conoce el significado de la palabra ‘diplomacia’, lo que no está ni bien ni mal, ni todo lo contrario. Gloria Camila sabrá…

gloria
Gloria Camila sigue enfrentada a su hermana Rocío Carrasco y ha hecho unas declaraciones muy duras contra ella.

Gloria Camila rezuma resentimiento. No solo cuando los reporteros la pillan a pie de calle y suelta lo más grande por esa boca. También en las redes sociales. Muy en la línea de Isabel Pantoja cuando cambiaba las letras de las canciones en los conciertos para mandar recados a sus detractores o cuando su propia madre cantaba unos fandanguillos que parecían destinados a Antonio David, en una época en la que las cosas estaban peor que nunca con su exyerno, Gloria Camila manda mensajes a diestro y siniestro en las redes sociales. Son declaraciones de intenciones y en ocasiones de guerra o de advertencia a sus enemigos, que en mi nada humilde opinión le hacen más daño a ella que a quienes están dirigidas.

El rencor impide llevar una vida plena, porque es como un cosquilleo que te va minando y quitando energías que podrías destinar a empresas mucho más enriquecedoras o generadoras de felicidad. Tenga razón o no en su guerra con su hermana Rocío Carrasco, la hija de Ortega Cano encuentra en sus ataques el silencio y la indiferencia lo que, no me cabe duda, genera más frustración en ella y más ira. Si no no se explican sus declaraciones tan duras que los reporteros a pie de calle reciben como agua de mayo, porque se van a vender a todas las televisiones, que a su vez van a servir de altavoz de un conflicto que no tiene visos de resolverse.

gloriacamila1
Su hermano José Fernando está luchando por salir de sus adicciones.

Puede achacarse a Gloria Camila la juventud, la dureza de su vida y la de su hermano, fuente de preocupaciones para toda la familia, pero si acudiera a un buen terapeuta que le enseñara a restañar sus heridas estoy convencido que la ayudaría a construir un relato no tan negativo de su propia existencia y abogaría por que tendiera la mano a su hermana, aunque esta se la rechazara.

Su padre, con la sabiduría que dan los años, la recomendaba prudencia hace unos días y él mismo no ha expresado lo que posiblemente siente sobre la hija de Rocío Jurado, porque las palabras dejan huella y son hechos en sí mismas. El silencio es la actitud más inteligente ante una situación familiar que no deja en buen lugar a nadie. Al menos, lo que no se dice no existe. Sin embargo, a Gloria Camila no hay quien la pare.

rocio-carrasco1
Rocío Carrasco al menos públicamente no ha mostrado más que indiferencia a sus diferencias familiares.

Gloria Camila ha encontrado una gran aliada en su sobrina, Rocío Flores Carrasco, quien tampoco quiere saber nada de su madre y su afecto se fundamenta no solo en el cariño que por parentesco y por roce se tienen sino también porque les une una enemiga común que les sirve de pegamento. Digamos que su resentimiento se debe de retroalimentar y crecer de forma exponencial, lo que no beneficia a ninguna de las dos. Es posible que cuando se hagan mayores comiencen a tender puentes, relativicen las cosas y las vean desde un prisma más razonable. De momento, ese no es el escenario en el que nos encontramos.

No se me pasa por alto que tal vez Rocío Carrasco tampoco facilite las cosas, pero lo ignoramos. Quizás es una madre sufriente que echa mucho de menos a su hija y que estaría encantada de poder abrazarla y comenzar de nuevo, pero sus sentimientos son un misterio. No sabemos si ella misma es un obstáculo para que reine la paz en la familia o si es una víctima de todos, pero desde estas líneas hago un llamamiento a la concordia y la reconciliación. Cuando nos faltan los seres queridos es cuando somos conscientes de lo que perdimos y entonces nada tiene arreglo. Mientras estamos aquí, por muy grave que sea lo que nos ha sucedido, siempre hay un camino para enmendar los errores, aunque parezca imposible.

Gloria Camila, Rocío, madre e hija, intentadlo: merece la pena.

rocio-carrasco-flores
Ni Gloria Camila ni su sobrina Rocío tienen relación alguna con Rocío Carrasco.