Si desde el inicio de la guerra la familia Mohedano ha mostrado un frente unido contra Rocío Carrasco, ahora Gloria Camila desmiente a Amador Mohedano, su tío, que habla de las posibles demandas que su sobrina estaría pensando interponer cansada de tanta especulación


A Gloria Camila Ortega parece no afectarle demasiado las trifulcas familiares que todo el clan tiene contra Rocío Carrasco. Su relación con su hermana es nula, a pesar de que Marisa Martín Blázquez asegurase de que entre ambas había existido un cruce de mensajes que evidenciarían su acercamiento. Ninguna de las protagonistas parece haber querido dejar constancia de su renovado buen rollito y, de hecho, la hija de José Ortega Cano ha aprovechado cada oportunidad que ha tenido para dejar claro que no ha buscado un acercamiento con su hermana y que está muy feliz con la vida que lleva ahora, alejada de las polémicas y en la que Rociito parece no tener demasiado hueco.

 

Sin embargo, Marisa Martín Blázquez continúa asegurando que esa conversación sí que se ha producido, lo que crispaba los nervios de Amador Mohedano. El tío de Rocío Carrasco y Gloria Camila quiso dejar claro que si la periodista seguía en sus trece de afirmar tal posibilidad, al final Gloria Camila se vería obligada a emprender acciones legales para dejar claro que esto no se ha producido. Sin embargo, faltaba conocer la versión de la protagonista y tras producirse, podría abrirse un nuevo frente abierto en la familia, dado que la joven no ha tenido reparos en desmentir a Amador Mohedano, dejando claro que en sus planes próximos en ningún momento ha estado demandar a nadie, aunque lo que se cuente no sea cierto.

Además, Gloria Camila ha querido jugar al despiste, bromeando sobre las últimas informaciones que hablan sobre cómo ha influido Rocío Carrasco y Fidel Albiac en la vida de Anabel Dueñas, la extriunfita que canta los éxitos de Rocío Jurado en su musical. Gloria prefiere dejar claro que no sabe muy bien a qué se refiere y que lo que describen los reporteros de ‘Europa Press’ es un “secuestro”, por lo que anima a la supuesta víctima a llamar a la policía si así lo considera. Vea el vídeo.