La hija de Ortega Cano ha explicado que «por culpa» de su ex, Kiko Jiménez, se quedó en una situación muy delicada e incluso necesitó ayuda psicológica.


Este lunes, Gloria Camila Ortega ha explicado los motivos por lo que ha arremetido duramente contra su ex, Kiko Jiménez, en los pasillos de Telecinco, al que ha insultado cuando se han encontrado en los estudios de la cadena. El pasado lunes, el colaborador de ‘Sálvame‘ acudía a un acto al que era invitado el diestro con el fin de entrevistarlo. Como no lo consiguió, decidió ir al domicilio del torero para, según la joven, «provocarlo». Esto hizo que el viudo de Rocío Jurado estallara contra él… y la cabreara a ella.

«Me he quedado en 47 kilos anorexia nerviosa, he tenido que ir a psicólogos»

«Durante tres años lo he estado pasando mal porque esta persona ha estado todos los días poniéndome a mí a parir y despotricando de mi familia», ha espetado la joven. «Yo por culpa de este señor he tenido anorexia nerviosa. Me he quedado en 47 kilos anorexia nerviosa, he tenido que ir a psicólogos y he tenido que hacer cosas que jamás he contado. No voy a permitir que se aproveche de una situación de crisis matrimonial que no existe y que esté regocijándose del mal ajeno y riéndose del mal de los demás». «No somos conscientes de lo que significa para la salud mental de una persona», añadía, revelando las consecuencias que padecen a veces las personas que están sometidas al ojo público.

Telecinco

Gloria Camila está indignada con su expareja por el trato que le ha dado a su padre en televisión: «Cuando vas a hacer un trabajo vas con respeto y educación… su única intención era provocar». Le parece inadmisible que Kiko Jiménez se dedique a practicar la «epicaricacia», o lo que es lo mismo: reírse «de las desgracias de los demás». «Me duele porque mi padre es el que menos habla y siempre le cae y siempre recibe. Está delicado de corazón, tiene dos catéteters hechos y está sensible a la hora de recibir ciertos comentaros».

Kiko Jiménez ha llamado «cierrabares» a Ortega Cano

Según Gloria Camila, Kiko Jiménez llamaba a su padre «cierrabares y cobarde a sus espaldas». Y ha tenido con él «unas formas y una falta de respeto no tiene ni educación ni vergüenza». En el acto del pasado lunes, «la prensa se va» y Kiko Jiménez «se dirige en coche a la casa de mi padre. A las 11 de la noche estás en una urbanización acosando a este señor y es una actitud ridícula y lamentable, diciéndole que dé la cara y que no se esconda». Esto explica que el diestro lo llamara «golfo o corrupto». Y es que «estábamos en un momento de tensión y de nerviosismo. Y todo esto provocado por su afán de protagonismo».

El cabreo de Gloria Camila con su exnovio es tan grande que cuando se ha topado con él minutos antes de entrar en ‘Ya son las ocho’ le ha dicho de todo. «Me he quedado muy a gusto. No me arrepiento», concluía.