Fiona Ferrer Leoni (46) tiene las cosas muy claras. Nos citamos con ella en el Hotel Wellington de Madrid, un lugar que considera como su casa y en el que nos quiere mostrar a la persona detrás del personaje. Hablar de ella es hablar de moda, viajes, glamour, contactos… pero si rascamos un poco más, encontramos a una mujer vulnerable, inquieta y con ganas de aprender todo el tiempo. Las altas temperaturas de agosto nos ayudaron a convencerla de ponerse un bañador y el resultado ha sido impresionante.

Tras separarse de Jaime Polanco y que su última relación con Javier Fal-Conde no llegara a buen puerto, la socialité nos presenta su nueva novela, ‘La estilista’, una historia que tiene mucho que ver con ella y sus vivencias en el mundo de la moda y que promete ser, como todo lo que viene de ella, todo un éxito.

Foto: Joan Crisol

¡Estás espectacular en bañador! Sin embargo, no te noto cómoda con los piropos.

Sí, porque soy muy perfeccionista y además siempre encuentro a alguien que tiene los pechos más grandes o mejor que yo. Pero claro, eso es la vida, ¿no? Y, bueno, es que soy muy pulcra, entonces no me veo como quizá me ven otras personas. En cualquier caso, creo que soy una chica muy normal.

¿Quién es Fiona Ferrer?

Soy una mujer corriente que ha vivido muchas vidas porque desde pequeña me he movido entre Barcelona, Ibiza, Palma, París, Nueva York, Miami… Vengo de madre italiana, padrastro alemán y padre catalán. Me he rodeado siempre de gente internacional. Al final todo eso es algo con lo que he crecido y que me ha hecho desarrollar una personalidad que no entiende de barreras. Desprecio a la gente que va de lo que no es, porque en esta vida, hoy estás arriba y mañana estás abajo. Y tú no puedes ningunear a nadie por tener un puesto superior, porque a lo mejor te lo vas a encontrar en un momento dado.

¿Y en la intimidad?

Soy una mujer muy relajada y eso es una actitud en mi vida, aunque reconozco que llevo una vida en la que no paro. Tengo mil frentes abiertos porque tengo muchos proyectos. Trabajo con Colombia, con Estados Unidos, con Frankfurt… con lo cual tengo que cambiar de registro todo el rato. Y eso requiere un esfuerzo mental y físico muy importante.

Foto: Joan Crisol

¿En qué momento de tu vida te encuentras?

Estoy en un momento de mi vida en las que he cerrado cosas que me hacían daño y las he ganado. Estoy muy contenta de cómo lo he hecho. Eso sí, tengo que decirlo, estoy muy contenta, muy orgullosa de mí misma. Es momento de ser natural, de ir con la verdad por delante, decir las cosas por su nombre.

¿Tiene que ver algo de esto con su reciente divorcio con Jaime Polanco en el que, por cierto, te refieres en el libro?

Pues obviamente mi divorcio es parte de mí. Tampoco he profundizado sobre eso porque tampoco hay que darle más vueltas. Cada día se divorcia gente, pero sí es cierto que es importante explicar que cuando tienes una ruptura hay un duelo, como cuando se te muere alguien. Por eso trato mucho en el libro la depresión. Estoy en otro momento de mi vida. No es que no me duelas las cosas porque soy muy sensible, pero si antes era natural, ahora soy mucho más natural. Estoy súper orgullosa de ser la exmujer de Jaime Polanco, aunque ansío el día en que las personas dejemos de ser ex y tengamos identidad propia.

Durante el confinamiento rompiste con Javier Fal-Conde. ¿Cómo es ahora tu relación con él?

Javier es una persona que he querido muchísimo en mi vida, que ahora está de otra manera. En el momento de la ruptura fue muy doloroso. Pero nunca se sabe. La vida da muchas vueltas, no hay que cerrarse las puertas y hay que mirar para adelante. Pero, sobre todo y lo más importante, hay que quererse mucho y, si no te quieren bien, mejor dejarles ir.

Foto: Joan Crisol

¿Fue quizás lo más doloroso que se filtrara tu separación en los medios de comunicación antes de poder contarlo tú?

Viví una situación muy dolorosa porque antes de poder hablar con la que era mi pareja en ese momento, me lo encontré en los medios de comunicación y eso fue realmente horrible. Pero la gente no sabe lo que hay detrás. La gente se puede pensar que yo lo he contado y yo no había contado nada. Para mí eso fue un drama. Fue muy desagradable. Aunque también entiendo que las noticias se pueden filtrar. Yo no tuve la oportunidad de hablar en este caso con Javier en persona, porque antes salió publicado.

Acabas de publicar tu tercer libro, La estilista.

Bueno, este libro realmente tendría que haber salido hace cuatro años, pero también te demuestra que la vida es una cuestión de tiempo. Yo tuve muy claro desde el principio, dónde quería dirigir el libro y lo que quería enseñar de él. Si este libro hubiera salido hace cuatro años, la gente no hubiera sabido lo que es una estilista y no hubiera tenido el respeto que se tiene hoy en día por el mundo de la moda. No hubieran sabido lo que es un influencer, un instagramer… Ahora mismo abres las noticias y en los telediarios se habla de influencers, instagramers y estilistas, con lo cual podemos decir que el libro ha salido en el momento correcto.