Durante muchos años, uno de los temas más candentes en el clan Jurado fue la herencia de la artista. Muchos señalan que este fue el motivo de ruptura familiar entre Rocío Carrasco y el resto de miembros de la familia. El patrimonio de Rocío Jurado a su muerte se cifró en unos 7 millones de euros, no únicamente en liquidez económica, sino también en el patrimonio y sus propiedades, en valiosas joyas y un legado como artista en forma de nueve películas y 27 discos. Desde que falleciera la artista, mucho se ha hablado de su testamento. Y es que La Más Grande decidió revocar su testamento inicial en favor de uno nuevo que hizo antes de marcharse a Houston, donde acudió a tratarse del cáncer que le arrebató la vida. Amador Mohedano se ha pronunciado en más de una ocasión

Amador Mohedano culpa a la albacea de Rocío Jurado

Ahora, se filtran unos audios en los que Amador Mohedano pone en duda todo lo que ocurrió en el 2006, tres semanas después de la muerte de su hermana. Fue entonces cuando se leyó el testamento en el que Rocío Jurado dejaba como heredera universal a su hija, Rocío Carrasco. Estos audios inéditos se han podido escuchar en ‘Sálvame’, donde además de hablar del testamento de su hermana, también ha respondido a otras preguntas como si ha hablado con Rocío Carrasco o qué sabía entre la supuesta paliza de Rocío Flores a su madre.

Amador Mohedano
Telecinco

Según el ex de Rosa Benito, se quedó «muy sorprendido» porque no esperaba que su hermana le dejara nada. Sin embargo, hay que recordar que Amador Mohedano recibió, a medias con su hermana Gloria, la Finca Los Naranjos y una nave industrial en San Sebastián de los Reyes y otra a su hijo mayor, Fernando, ahijado de Rocío. A pesar de esto, Amador Mohedano parece culpar a la albacea diciendo que ella parecía más afín a Rocío Carrasco que al resto de herederos: «Quería barrer nada más que para Rocío Carrasco», ha dicho.

«Rocío Carrasco nos mató», cuenta el hermano de Rocío Jurado

También ha recordado el episodio en el que Amador Mohedano junto a su cuñado, José Antonio, el marido de Gloria Mohedano, acudieron a Hacienda y el inspector le habría dicho: «Esto es un engaño lo que están haciendo con ustedes». Esto supuso una gran preocupación para ambos, por lo que decidieron llamar a su sobrina y quedaron en un hotel para charlar con Rocío Carrasco. La primera cosa que le sorprendió fue ya que ella llegara acompañada de su abogada. Sin embargo, la estocada final llegó cuando supuestamente ella ni si quiera quiso hablar con ellos y se levantó, dándole una tajante respuesta. Así se escucha contarlo a Amador Mohedano en los mencionados audios: “Le tratamos de explicar y ella se levantó y nos dijo ‘buscaos la vida. Nos mató”.