Fernando Sánchez Dragó y Emma Nogueiro son un tándem inseparable. Los dos comparten casi todo, la afición a la escritura, a la tauromaquia, el amor a los gatos e ideas políticas y, dentro de poco, también alianzas. Y es que la pareja está preparando boda. A punto de obtener el escritor su divorcio de su actual esposa japonesa Naoko, madre de su hijo pequeño de nueve años Akela, Sánchez Dragó señala que está mejor que nunca y “enamoradísimo” de su Natalie Wood, Emma Nogueiro. De hecho, según ha podido confirmar la revista SEMANA, el entorno del escritor ya tiene preparado todo para que, cuando se resuelvan los últimos trámites burocráticos del divorcio de su anterior esposa, para que se produzca el enlace.

Fernando Sánchez Drago y Emma Nogueiro
Foto: Amparo de la Gama

El escritor tiene 85 años. Emma Nogueiro 28. Las intenciones versan de antaño y los trajes ya están preparados para el evento que se convertirá en la cuarta boda del literato. La pareja estuvo esta semana en Marbella con motivo de la presentación de la novela ‘Eldorado’, un libro que ha visto la luz gracias a su pareja Emma, que desde la editorial Almuzara se empeñó en su reedición. La pareja pasó una jornada de enamorados en el hotel Los Monteros y después participaron en el Foro de Encuentros con la Cultura, donde Fernando Sánchez Dragó embelesó con su verbo al público, contando su historia de amor con su joven pareja de 28 años. “Y es que uno acaba escribiendo para que le quieran. Igual que en el año 1960, cuando escribí este libro y me enamoré en Torremolinos. Así estoy ahora”. Y contó como escribió de un tirón la novela ‘Eldorado’ (Berenice), aporreando la vieja Underwood, que había heredado de su padre. Trescientas veintisiete páginas en tres meses. Con esta novela enamoró a Laura, nombre ficticio de la protagonista, “Y qué cosas tiene la vida. Cuando Emma descubrió esta novela se la aprendió de memoria y me quiso mucho más. Tiene mucho tesón y no ha parado hasta que se ha reeditado. Lo dicho, que uno escribe para que le quieran”, sentenciaba.

«Me caía mal Fernando antes de conocerle»

Emma compartió en Marbella mesa en el encuentro cultural con su pareja en el Centro Trapiche Guadaiza, donde se celebró la presentación, ya que es la encargada de escribir el epílogo de la novela del autor. Allí mismo, Sánchez Dragó, al lado de ella, contó cómo conoció a su media naranja. Fue en el otoño de 2017: “Ella vino a mi casa a hacerme una entrevista para un periódico. Yo ya estoy aburrido de que me pregunten siempre lo mismo. Los periodistas son muy aburridos a veces. Pero llegó ella y vi que, además de lista e inteligente, estaba muy buena. No me lo pensé dos veces accedí a la entrevista y aquí estamos cuatro años después”.

Fernando Sánchez Drago y Emma Nogueiro
Foto: Amparo de la Gama

En aquella entrevista el novelista le indicaba, a la que ahora es su pareja, que «estar enamorado no es algo voluntario. O te enamoras o no te enamoras”. Y él se “colgó hasta las trancas” de esta gijonense que ahora es su mano derecha en su trabajo y con la que se complementa a las mil maravillas. Cuando Emma, o escuchaba las palabras de su novio sonreía y desde su butaca apostillo: “Que conste que a mí él antes de conocerle, me caía muy mal. Fui a la entrevista con un concepto de su persona, que no se correspondía para nada con el hombre maravilloso que es. Del que me he enamorado por entero”. Así en toda una declaración de intenciones en su epílogo le dijo a Fernando que «él ilumina mi futuro con el brillo de un relámpago… Y pido que mi camino junto a él, sea largo y que sean muchas las mañanas de verano cuando con placer, yo llegue al mismo puerto para descubrirlo intacto como la primera vez”.

En la entrevista que Emma le hizo hace cuatro años cuando se conocieron, le preguntó a Sánchez Dragó, parafraseando a John Huston, qué lista de cosas no volvería a hacer si dispusiera de otra vida. Y entonces él le dijo que, entre otras, «no volverse a casar», propósito que ha cambiado ahora enamorado hasta la médula de la joven periodista.

Fernando Sánchez Drago y Emma Nogueiro
Foto: Gtres

La pareja presume de estar en permanente tensión emocional. No siente ningún pudor al revelar los detalles más íntimos de su vida sexual. Y cuando le preguntamos a Fernando por el lío que montó cuando afirmó los “22 orgasmos» que dice que le hace conseguir a su novia él nos contesta: “Preguntárselo a ella. Claro que es verdad. Aquí la tenéis. Yo solo digo verdades cuando hablo. La mujer admira al hombre y el hombre la cuida, la satisface y la protege”. mientras Emma asentía con un “sí”, bajando la mirada. Para el escritor ser joven significa hacer cosas y divide el mundo entre los que hacen cosas y quienes dicen que van a hacerlas. Estos últimos son viejos. Solo hay tres cosas que no podría perder: leer, escribir y follar: “Si me quedo sin ellas tendría un grave problema vital”.

“He comprado mi ataúd y mi epitafio”

Sánchez Dragó explicó en el encuentro cultural que tiene muy asumida su muerte. “Son 85 años, amigos míos como Antonio Escotado o Luis Eduardo Aute se han ido hace nada. Todo esto de morir entra en la normalidad. Desde hace tiempo me compré el ataúd (uno baratito) y tengo pensados varios epitafios, uno el que más me gusta hasta ahora: “Perdonen que no se me levante”.

Fernando Sánchez Drago y Emma Nogueiro
Foto: Gtres

El escritor nos cuenta que en su casa soriana de Castilfrío de la Sierra tiene guardado su ataúd junto a sus últimas voluntades: “En el cementerio que está al lado de mi casa compré también un terrenito ahí para que me entierren. De incinerarme nada. Yo quiero tocar la tierra”. Dragó ya lo dijo, esta localidad de Castilfrío, en la que tiene su residencia, en su «granja filosófica» en la que se ha encargado de dejar «una huella y una simiente y que se conozca este rincón de Castilla como espacio donde la gente se retire a meditar». En esta localidad el escritor grabó un corto de cine porno titulado ‘La doma’, presentado el festival de cine de Los Bonobos, que se caracteriza por contar con films grabados con móviles o tabletas. En el aparecían su ex pareja Laura y la que ahora será su esposa, Emma Nogueiro.

Aclaración

Emma Nogueira ha querido aclarar con SEMANA esta información. La joven asegura que en la charla que tanto Fernando como ella mantuvieron con la periodista que firma el artículo “efectivamente salió el tema de la boda”, pero que ellos lo trataron “en tono de broma”. “No es cierto que estemos preparando una boda”, señala. Además, quiere dejar claro que Sánchez Dragó “todavía no ha firmado el divorcio y, por tanto, no es momento de hablar de bodas”.