Feliciano López y Sandra Gago han recibido una gran noticia cuando aún no han celebrado su primer aniversario de boda: esperan su primer hijo.


Feliciano López y Sandra Gago están de enhorabuena. En medio de esta crisis sanitaria por culpa de la crisis del coronavirus, el matrimonino ha recibido una gran noticia. Y es que están esperando su primer hijo, que nacerá estas próximas Navidades. La modelo se encuentra ya en el tercer mes de embarazo, y la gran noticia llega cuando no han celebrado aún su primer aniversario de boda.

El matrimonio se dio el ‘sí, quiero’ en septiembre de 2019 y celebrarán su primer aniversario de boda en un gran momento. Feliciano y Sandra están esperando un bebé, tal y como publica ¡Hola!, una noticia con la que están muy felices, ya que con la llegada de su bebé darán un paso más en su relación.

Feliciano y Sandra se casaron en Marbella el 20 de septiemnbre de 2019, rodeados de familiares y amigos. La fecha coincidió con el día en el que se vieron por primera vez hacía dos años. Una relación intensa que hizo que se casaran hace casi un año y ahora esperan la llegada de su bebé con felicidad.

Hace apenas una semana, la modelo compartía una imagen desde el vestidor que la pareja tiene en su casa de Madrid. Sandra Gago aparecía compartiendo su estilismo para disfrutar de un día más en casa, pero lo cierto es que no se le notaba nada el embarazo. Y es que apenas está de tres meses. ¿Se atreverá a compartir una instantánea cuando se le note ya su embarazo?

La pareja ha preferido ni desmentir ni confirmar esta gran noticia. Aunque son muy activos en las redes sociales, han preferido no decir nada todavía a través de estas plataformas. Entre los dos suman más de 301.000 seguidores, por lo que no tenemos dudas de que tarde o temprano compartir la buena nueva con ellos.

View this post on Instagram

Favorite outfit ??

A post shared by Sandra Gago (@sandragago_) on

Han pasado el confinamiento en Madrid, hasta donde viajaron procedentes de Estados Unidos justo cuando se decretó el Estado de Alarma por la crisis del coronavirus. Hay que recordar que se encontraban allí por los compromisos profesionales de Feliciano, que se encontraba allí para disputar el torneo de tenis Indian Wells. El hecho de que lo suspendieran por motivos evidentes, hizo que la pareja viajara de vuelta a España para estar en casa durante la cuarentena.

«Nos pilló a todos por sorpresa. Estábamos en Estados Unidos preparando el torneo. Veíamos en las noticias como estaba el coronavirus en China y en Italia. Se veía que la cosa iba en serio. En Estados Unidos había algún caso, pero no pensábamos ni mucho menos que estábamos en peligro», relataba en ‘El Hormiguero’. Pero «hubo un caso cercano y se canceló el torneo antes de empezar, justamente a los dos o tres días. Todo el mundo estaba con la incertidumbre de saber si habría otras cancelaciones. Se canceló otra cita de Miami y cada uno nos regresamos nuestros países».

Una gran noticia en el momento más difícil

Aunque el 2020 ha sido un año muy duro para todos por culpa de la crisis del coronavirus, ahora que ya nos encontramos en la que podría ser la última etapa de este duro confinamiento, la pareja ha recibido la mejor de las noticias. Esto hace que vivan estos meses con felicidad, a la espera de su bebé, que llegará a finales de año.

Esta cuarentena ha sido toda una prueba de fuego para Feliciano y Sandra. Y es que están acostumbrados a pasar mucho tiempo separados por sus respectivos trabajos. El tenista se ve obligado a viajar por todo el mundo durante la temporada para cumplir con su presencia en los torneos. Por su parte, Sandra, que algunas veces acompaña a su marido, compagina su carrera de modelo con su sueño de ser wedding planner.

Han pasado la prueba de la convivencia

El confinamiento ha hecho que tengan que estar en casa todos estos meses, una experiencia que ha terminado siendo muy buena. Así lo relataba, al menos, Feliciano López durante su intervención en el programa ‘El Hormiguero’. «Le decía a mi mujer que una de las cosas positivas ha sido poder disfrutar de mi casa durante varias semanas seguidas, que llevaba 20 años sin poder hacerlo», explicaba sobre el lado bueno de la cuarentena.

En lo que respecta a la convivencia con su pareja, «ha sido una pequeña prueba de fuego. Ella me ha podido acompañar a algún torneo. No a todos, pero sí a algunos. Hemos estado dos meses conviviendo juntos y la prueba ha sido superada, así que de momento no me puedo quejar», admitía orgulloso del tiempo vivido juntos.

¡Enhorabuena por el embarazo!