En una conversación a través de Instagram, la diseñadora y el presentador han compartido confidencias como ‘frikis’ del orden y la pulcritud en casa.


Vicky Martín Berrocal y Jesús Vázquez han mantenido una divertida conversación en la que han contado con todo lujo de detalles sus manías como verdaderos ‘frikis’ del orden. La charla, que ha tenido como fin recaudar fondos para el Banco de Alimentos de Madrid, no ha podido ser más simpática.

La diseñadora ha mantenido una divertida conversación con el presentador a través de un directo en Instagram. Los dos son amigos desde hace dos décadas, tal y como ha relatado el gallego. «Nos conocemos desde hace 20 años, pero desde hace 10 nuestra amistad se entrelazó». Jesús ha contado cómo sus caminos se unieron definitivamente «gracias a una amiga común». Él y su pareja se encontraban de vacaciones. «Estábamos en Ibiza, pero ya estaba cansado de fiesta, así que alquilamos una casita payesa en Formentera. Estábamos súper hippies, súper perros en la casa, fuera del mundo».

«Mi amiga Victoria estaba con esta amiga común, Maribel, navegando. Vicky le preguntó a su amiga: ¿Lo llamamos? Y me llamaste. Hasta hoy. Gracias a ti me hice amiga de Maribel. Una gran empresaria de este país y una amiga excelente. Hizo que volviéramos encontrarnos en la vida y que nuestra amistad se reforzara hasta hoy», relataba el presentador de Mediaset.

«Le dije a Roberto: ‘Me ha llamado Vicky, que vayamos a comer con ella’. Son esas casualidades de la vida. Así que le recuerdo a la gente que coja los trenes que le pasan por la vida«.

Jesús confiesa lo duro que es «cocinar, lavar, planchar»

En su charla, Vicky y Jesús han contado cómo han llevado estas ocho semanas de confinamiento. La diseñadora ha estado «solita en casa», ya que su hija Alba está «con su padre». Jesús, por su parte, ha guardado cuarentena en casa con su pareja, Roberto Cortés: «Tengo la suerte de que no estoy solo, comparto esto con mi marido».

En este tiempo la empresaria ha admitido que ha ganado peso: «No me entra la ropa. Yo de repente estoy muy bien, de repente estoy fatal. El otro día dije: me voy a poner un vaquero y no puedo. Así que aquí estoy con la malla.» Jesús, en cambio, ha podido mantenerse en forma: «De peso estoy más o menos igual». También ha tenido tiempo de meterse en la cocina y de poner su casa más limpia que una patena.

«Los que trabajamos en la tele vivimos una vida que es real, pero se nos olvida que hay otra vid que también es real. Cocinar, lavar, planchar… Se aplaude a todo el mundo, pero quiero también que le demos un aplauso en reconocimiento a las madres, las amas de casa que están haciendo todo ese trabajo y cuando tienes que hacer todo te das cuenta del trabajo que es», señalaba Jesús. «Pensar cada día qué vas a hacer de comida… cocinar, lavar, fregar. Limpias y a los 10 minutos te pones a cocinar. ¡Es que no paras!».

Vicky no podía estar más de acuerdo. «¡Y el polvo que entra en casa!». La andaluza recordaba con humor que una vez le preguntó a su asistente doméstica: «¿Por qué tarda usted tanto en limpiar? La empleada le respondió: ‘Usted no sabe la de polvo que hay en esta casa’. ¡Con cuánta facilidad decíamos pero por qué tarda tanto en limpiar el salón!».

«Mis amigos me llaman Don Limpio»

La ex de Manuel Díaz El Cordobés ha admitido que es una verdadera maniática del orden y la limpieza. «Soy ordenadísima y no me puedo sentar a ver una película y si la cocina no está limpia«, ha asegurado. Ahora que está sola y tiene tiempo, «estoy ‘liá’ con los baños. Tengo una manía, que soy muy ‘recogía».

«Nosotros somos muy ordenados», ha confesado Jesús. «No me puedo ir de la cocina si los cacharros están en el fregadero. ¡Estoy cansada de limpiar!», bromeaba. Hasta decía: «Mis amigos me llaman Don Limpio».

«Esta cuarentena se nos está yendo la pelota con la limpieza», señalaba Vicky. El presentador no ha dudado en calificar su particular «adicción»: «Sí, somos unos enfermos del orden y la limpieza. A todos los que también lo son: bienvenidos, pasad. ¡Y todavía tengo tiempo de ponerme una peluca de vez en cuando y grabar un video!».

Comentan las consecuencias de la pandemia

La conversación se tornó más seria cuando comentaron las consecuencias de la pandemia en España. «Han muerto 900 personas hace un mes. Ahora la cifra ha bajado, pero cuando decimos ciento y pico… son personas, familias destruidas, gente rota», subrayaba Jesús.

Vicky Martín Berrocal lamenta «la cantidad de gente que ha perdido a sus seres queridos» y en las condiciones en las que se han producido los fallecimientos, sin poder ir a ver a los enfermos ni despedirse de los seres queridos. «Llevamos 25 mil muertos. Lo digo para la gente que piense que esto ha terminado. Volvemos a recordarlo, que esto es muy serio».